CAPA Cinetec STD

Sigue a RevistaPantalla.com en:  























Editoriales
Público
Editorial publicado en la Revista Telemundo el 03 de septiembre 2013
compartir13670

Por José Antonio Fernández

Una sala de cine vacía, una taquilla desolada y un rating de cero producen sensaciones de desesperanza y desolación en productores, directores, creativos, escritores, staff, fotógrafos y hasta en los que venden palomitas en la dulcería. Ver tumultos en una sala de cine, escuchar que comentan la proyección, encontrar largas filas en la taquilla, que la gente en la calle salude a conductores, actores y actrices y se reporten máximos puntos de rating en telenovelas, son en conjunto celebraciones que emocionan a productores, directores, creativos y artistas cuando se dan. Inyectan vida.

Trabajar para el público, es la frase-lugar-común que los ejecutivos de exhibidoras de cine y televisoras siempre tienen lista en su boca para ser pronunciada en cualquier tipo de circunstancia. Dicen músicos y cantantes: recibir el aplauso del público es el alimento del artista. Les fascina ser ovacionados. En cada presentación, el cantante Vicente Fernández ofrece al público: mientras aplaudan, sigo cantando.
Cierto que el público es el gran reto, sin embargo no puede ser la gran guía. Es sólo una pista, una señal. No más. La frase “trabajar para el público” se puede traducir a la vida diaria de la siguiente manera: hago las cosas para que le gusten a los demás. O también así: digo mis opiniones pensando que le gusten a los demás.
Cuando se escucha la traducción a la vida diaria de la frase “trabajar para el público”, ya no se oye tan bien, se convierte de inmediato en un sin sentido. Contrario a lo que pudiera pensarse, provoca incluso un grito de protesta del mismo “público” que exige: queremos sinceridad, no hipócritas que hagan o digan cualquier cosa con el sólo objetivo de quedar bien.
Lo que sucede es que hacer las cosas para darle gusto a los demás (en términos de cine, televisión y espectáculos: para que le gusten al público) no es en realidad lo que guía a los grandes golpes de creatividad. Hay infinidad de ejemplos que respaldan lo que digo: el escultor Miguel Ángel Buonarroti pintó la Capilla Sixtina con escenas tremendamente atrevidas para la época. Si hubiera pintado para el público (en este caso para dar gusto al gusto del Papa Julio II y sus cercanos) jamás habría tomado tantos riesgos. Luis Buñuel filmó El perro andaluz y junto con Salvador Dalí revolucionó al cine. Esa película sigue asombrando hoy a quien la ve. Causó confusión y asombro. Después filmó La Edad de Oro y el público quemó el cine. El pintor Vincent Van Gogh llevó a la belleza máxima a la pintura con su estilo impresionista. Murió pobre y desdichado. No vendió jamás ninguno de sus cuadros que hoy se valoran en millones de dólares. El público no lo comprendió, pero él cambió la pintura para siempre. Picasso dominaba la pintura tradicional. Cuando lanzó su estilo cubista sorprendió al mundo del arte. Aún hoy sus obras causan extrañeza entre el público. Con su Guernica lanzó la protesta máxima de un pintor ante una una masacre de civiles ordenada por un gobierno fascista. Hoy es aclamado en exposiciones en museos de todo el mundo, pero todavía hoy no es común que sus obras se vean colgadas en muros de casas. Woody Allen es uno de los grandes genios de la cinematografía, sus películas son vistas en cineclubs y a veces en sus semanas de estreno en decenas de salas. Creo que jamás sus películas han sido distribuidas al menos en México con más de cien copias en cines. No todo el público lo goza y comprende. .
Luego de que el cineasta y videasta Rafael Corkidhi recibió el premio Volcán que otorga el Festival Pantalla de Cristal, en entrevista le pregunté por el público: me dijo que no le interesa. Que no le preocupa. Que no trabaja para el público. Que sus obras que proyecta en su sistema 8 Video no reúnen en sala a más de 4 ó 5 personas.
Hablar para complacer a los demás es la peor de las fórmulas, nos lleva a ser hipócritas, falsos, carentes de sentido. Hacer y decir lo que pensamos, creemos, opinamos y sentimos construye vidas. Inspira y nos inspira (J.A.F.)



Otras Editoriales:
Relojero
Brillante
  Ánimo
Puertas
Ingenuos
Sillota
Torpedear
Caos
Taco
Piñata
Poema / Canción
El Callejón del Futuro

Videógrafo
Goleador
Vida
Brady
El muro
V
Ensalada
Tru-Trú
El Santo
Platicar
Apaga Enciende
Lugar mágico
Trump
Todos
Coro
Thunderbirds
Escándalo
Entusiasmos
Casos
En la foto
Guías
Es para mí
Paulina y Manuel
Público
Aspiradoras
Matemáticas
Vivir sin conflictos
Como por arte de magia
Telenovelas
Watergate
Adiós al Paseíllo
Griegos
Panadero
Velocidad
Cumplimos 20
El más humano
No, ¡así no!
La Gran Boda 2012
Top Gear

Votación Sondeo
¿Es buena idea que Claro Video y Blim TV unan fuerzas para crear ClaroVideoBlimTV con los contenidos de las dos OTTs?

  • Por supuesto, unidas competirían fuerte con Netflix, Prime y Disney

  • No tiene caso, no pueden competir con Netflix, Prime, Apple TV y Disney

  •        


    SONY-STD Tres News

       
     Sección Revista Virtual Telemundo Editoriales