Siguenos Cinetec STD


Sigue a RevistaPantalla.com en:  




















Editoriales
Jitomatazos y aplausos
Editorial publicado en la Revista Telemundo el 06 de diciembre 2010
compartir10231

Por Jos Antonio Fernndez

Sin la menor duda, puestas en escena, decisiones, pelculas, acciones de gobierno, opiniones, cualquier tipo de actividad humana y hasta las ms sesudas crticas, pueden llegar a hacerse merecedoras de una buena tunda de jitomatazos. Jitomatear tiene cierta facilidad porque quien jitomatea no tiene responsabilidad alguna de aportar una idea constructiva que ayude de manera directa a mejorar al jitomateado.

Existe toda una tendencia que no est de acuerdo con los jitomatazos, en tanto considera que no ayudan a crear un mundo mejor. Sin embargo, la realidad demuestra que hay momentos en que los jitomatazos aparecen en forma espontnea o casi espontnea como si fueran un derecho a ejercer que da sentido al momento que se vive. Recuerde el lector los clebres zapatazos que el periodista iraqu Muntazer al-Zaidi propin a George Bush el 14 de diciembre de 2008, cuando todava el texano era Presidente de Estados Unidos, o los chiflidos recibidos por equipos de ftbol, como le ha sucedido a la Seleccin Mexicana, cuando pierden porque sus jugadores ante los ojos de su pblico no se esfuerzan por cambiar el destino de la derrota.

Jitomatear es criticar sin medida, es un acto de voluntad que puede incluso llegar a rozar la frontera de la violencia peligrosa. Teatros de gran fama y prestigio popular, como el Blanquita, presumen que su pblico sabe sacar del escenario a jitomatazos a los que no cumplen con el espectculo.

Si concedemos que el jitomatear existe porque aparece en un momento emocional espontneo del ser humano que califica sin titubeos en forma ms que negativa al jitomateado, aceptamos entonces tambin en automtico que puede existir crtica de cualquier nivel que no pretenda en ningn momento ser constructiva.

Imposible es que los jitomatazos se acompaen de crtica constructiva. Desafortunadamente se dan esos momentos indeseables de crtica total, que no de descalificacin. Hasta el ms sensato y prudente ha lanzado alguna vez un jitomatazo.

De hecho, hoy en da se comenta en cualquier sobremesa de nuestro pas que en Mxico ver lo negativo se ha convertido en un deporte nacional, que ya a la menor provocacin lanzamos jitomatazos sin piedad. Escuch decir al entrenador Manuel Lapuente que la mala imagen del equipo Amrica no tiene relacin con sus resultados en el terreno de juego, afirma que el desprestigio es producto de los jitomatazos cotidianos lanzados por periodistas de todos los medios.

Acabar con los jitomatazos no es buena idea, se necesitan en momentos de dificultades mayores. Incluso los jitomatazos pueden evitar violencia mayor. Son en muchos casos el ltimo aviso. Quien los entiende puede encontrarlos tiles. Alertan, abren los ojos, obligan a escuchar, sensibilizan.

Para que los jitomatazos tengan fuerza verdadera necesitan de los aplausos, aunque ambos sucesos recordables por lo general aparecen en distintos tiempos (en ocasiones se les ve juntos). Si en el Blanquita se presenta un artista y recibe una gran ovacin del pblico, es en ese justo momento cuando ese pblico presente tiene la oportunidad de comprender en toda la extensin de la palabra la posibilidad de que a otro artista lo surtan de jitomatazos. Es la gloria o el infierno. Como en las buenas telenovelas: el antagnico da sentido y grandeza al protagnico, y viceversa.

Cuando los jitomatazos se vuelven prctica diaria, pierden valor, no se comprenden, no hay quien los entienda. Se puede dar el caso de que el jitomateador acabe jitomateado. Es comn ver que eso sucede cuando alguien hace un chiste de mala leche sobre otra persona slo con mala intencin y sin ninguna razn que lo provoque.

Jitomatear y aplaudir es la dinmica, un extremo sin el otro no existen. No es un juego de equilibrio y tampoco de coexistencia. Se vale jitomatear. Tambin se vale aplaudir, se siente uno bien al hacerlo, al reconocer (J.A.F.)



Otras Editoriales:
Ubicadn
Desierto
Tornillo 70
Acelera
Horizonte
30 Aos
Nauateki
Prudencia
Partidazo
Comida
Tod@s
Mensaje
Gabardina
A la altura
Sabor
Portazo
Estadio Azteca
Relojero
Brillante
nimo
Puertas
Ingenuos
Sillota
Torpedear
Caos
Taco
Piata
Poema / Cancin
El Callejn del Futuro

Videgrafo
Goleador
Vida
Brady
El muro
V
Ensalada
Tru-Tr
El Santo
Platicar
Apaga Enciende
Lugar mgico
Trump
Todos
Coro
Thunderbirds
Escndalo
Entusiasmos
Casos
En la foto
Guas
Es para m

Votación Sondeo
Es buena idea transmitir los partidos de futbol de Mxico solo por tele de paga o deben transmitirse tambin por tele abierta y gratis por YouTube?

  • El fut es un deporte popular en Mxico, deben transmitir los partidos por tele abierta y gratis por YouTube

  • 67 %
  • Est bien que los transmitan solo por tele de paga y en Pago Por Evento

  • 33 %
           


    CTT Cinetec STD

       
     Secci�n Revista Virtual Telemundo Editoriales