Siguenos


Sigue a RevistaPantalla.com en:  


















Editoriales
Accin
Editorial publicado en la Revista Telemundo el 26 de junio 2023
compartir34428

Por Jos Antonio Fernndez Fernndez

  El To no quiso responder nada, sus sentimientos estaban en juego. Se qued callado unos segundos, quiz fueron minutos, de pronto su rostro cambi de semblante y se anim a responder. Record ese viejo truco que le ense su maestra Patricia Torres Maya en la universidad: si quieres hablar en una reunin, solo debes tomar aire y entras en la conversacin cuando veas que se da la famosa Pausa del Minisilencio de los que ms hablan. Cuando tomas aire tambin te das valor, es algo parecido a echarse agua fresca en la cara, todo el cuerpo se llena de nimo. Se experimenta en un instante esa sensacin del antes y despus, la enjundia de nuevo te hace pensar que todo lo que te propongas es posible.
  El To mir a los que estaban en la reunin, uno a uno, y entonces respir hondo, profundo. No supo cmo aprovechar la Pausa del Minisilencio en un primer intento. Fue a echarse agua a la cara, se mir al espejo y sonri. Regres a la reunin y los mir de nuevo a todos, otra vez tom aire. Ahora s tuvo esa sensacin de que traa consigo una fuerza recargada. Quera hablar porque llevaba una hora escuchando un rosario de quejas, de insultos, de menosprecios, de ninguneos, de descalificaciones, de burlas. Ya no soportaba ms en silencio. Saba que no quera confrontarse, su intencin era abrir ojos y odos, mentes y corazn.

  De pronto detect que en la reunin de nuevo se daba esa Pausa del Minisilencio casi imperceptible, quienes ms hablaban callaron un microsegundo. Sin dudarlo, aprovech el instante para entrar a la conversacin. Tom aire y se arranc sin ms a contar una historia: un amigo que es muy cascarrabias, siempre medio amargado, sin temor a ser traidor de amigos, tuvo un mal episodio de salud. Una tarde se sinti muy mal, primero se qued en su casa pensando que el malestar se le pasara, pero no fue as. Entonces sali desesperado a buscar un mdico. Entr al primer consultorio que se le cruz en el camino. El mdico le mir a los ojos fijamente y le dio una orden de inmediato: recustese". Con su estetoscopio le escuch el corazn. Le pregunt: "usted celebra algo hoy?" Luego de un titubeo, mi amigo respondi: "es mi cumpleaos".
  El mdico le pregunt si planeaba celebrarlo, mi amigo no tuvo respuesta, se qued callado. Entonces el mdico le dijo: hay varios tipos de personas que son reacias a celebrar, parece que les gusta la amargura, que estar de malas es su territorio. Se han hecho estudios en varias universidades que indican algo raro: eso les permite justificar cualquier vituperio que salga de su boca. Supongo que usted no es de esos, pero se lo platico para que siempre est en alerta y no se envenene. Esas personas amargadas no saben celebrar, cuando todos creen que van a celebrar, no lo hacen. Les sucede que an cuando ven que una situacin va bien, ellos detestan que vaya bien. Si la inflacin va a la baja, entonces se preguntan cundo subir. Si el dlar baja de precio, entonces preguntan: "y cundo nos darn un susto estos desgraciados?" Les pasa que an cuando la situacin vaya bien, ellos meten a la conversacin el que puede ir mal. O que si le va bien al pas, es por razones ajenas al pas. O si le ganan a su equipo favorito, es porque su equipo favorito jug mal.
  Sigui el mdico explicando: s que usted no es de los que no sabe celebrar. Me imagino que usted s sabe reconocer a los otros, que no es envidioso. Que no hace chismes, que no es venenoso. No veo que usted tenga ese hbito de sacarle defectos a todo, de insultar a quienes no estn de acuerdo con usted. Claro que usted no es de los que desprecia a su ciudad, a su pas. No veo que usted sea de esos que no saben reconocer a los dems. Me imagino que usted se hubiera levantado contra Porfirio Daz en su primera reeleccin, que habra hecho todo para que Santa Ana no vendiera el territorio nacional. Lo veo organizando a muchas personas para sembrar miles de rboles, tambin muy activo en colectas para ayudar a damnificados por sismos y huracanes. Lo imagino tambin siendo un divertido y muy buen gua de turistas en Chichen Itz, Palenque y Teotihuacn, o cocinando tlayudas y quesadillas de chicharrn en su fonda El Buen Amigo. Igual lo veo corriendo un maratn, organizando una liga de futbol, cante y cante en el karaoke, ojo de guila contra las Fake News, y tambin como actor en una serie que cuente la vida de un amigo entusiasta, invencible y lleno de sueos. Con cmara en mano esperando que aparezca el venado, el cocodrilo. O buceando en el caribe. Lo veo siempre tan puesto a vivir la vida, que entiendo que usted sea tan optimista.
  Antes de concluir la consulta, el mdico le hizo una recomendacin a mi amigo: cuando vuelva a sentir esa presin en el corazn, no se quede nunca callado; recuerde que en la Pausa del Minisilencio usted puede entrar en accin (JAFF)


Otras Editoriales:
Otis
Mundo Real
Una Joya
Accin
Quedito
Erizos de mar
Mente
sela
Luz
Ocano
Ubicadn
Desierto
Tornillo 70
Acelera
Horizonte
30 Aos
Nauateki
Prudencia
Partidazo
Comida
Tod@s
Mensaje
Gabardina
A la altura
Sabor
Portazo
Estadio Azteca
Relojero
Brillante
nimo    
Puertas
Ingenuos
Sismo
Sillota
Torpedear
Caos
Taco
Piata
Poema / Cancin
El Callejn del Futuro

Videgrafo
Goleador
Vida
Brady
El muro
V
Ensalada
Tru-Tr
El Santo
Platicar
Apaga Enciende

Votación Sondeo
Es buena idea producir una serie que se llame Amores en el Tren Maya, que trate de turistas que encuentran el amor viajando por la Pennsula de Yucatn?

  • Es muy buena idea, sera la mejor publicidad para el Tren Maya y toda la Pennsula de Yucatn, Mxico

  • 67 %
  • No lo creo, es raro que los turistas encuentren el amor en un viaje

  • 33 %
           


    Panasonic STD 6PM FILMS

       
     Secci�n Revista Virtual Telemundo Editoriales