Panasonic STD Escape STD Fluo-Tec

Sigue a RevistaPantalla.com en:  






















Guillermo Navarro
El único cinefotógrafo mexicano ganador del Oscar
Publicada en la Revista no. 112 el 07 de abril 2010
compartir9001

Untitled Document

Por José Antonio Fernández Fernández

Recomendamos consulte otras entrevistas publicadas anteriormente en la Revista Telemundo:

Guillermo del Toro
Alfonso Cuarón
Gabriel Figueroa
Ismael Rodríguez
Cecilia Suárez
Daniel Gimenez Cacho
Martha Sosa

Willy Sousa
Simón Bross
Guillermo Arriaga
Felipe Cazals
Carlos Carrera
Alejandro González Iñárritu
Alfredo Joskowicz
Alejandro Lozano
Luis Mandoki
Gerardo Tort
Pedro Torres
Víctor Ugalde

Mardonio Carballo

Guillermo Navarro ganó el Oscar en 2006 a la Mejor Fotografía por la película El Laberinto del Fauno, una extraordinaria obra de arte cinematográfica escrita y dirigida por el también mexicano Guillermo del Toro.
Navarro es el único cinefotógrafo mexicano que se ha llevado la codiciada estatuilla símbolo de Hollywood.
Otros tres cinefotógrafos mexicanos alcanzaron la nominación al Oscar, pero no lo ganaron:
• Gabriel Figueroa en 1956, por La noche de la iguana.
• Emmanuel Lubezki en cuatro ocasiones ha logrado la nominación (es el mexicano que más veces ha estado nominado al Oscar) por La princesita en 1995, La leyenda del jinete sin cabeza en 1999, The New World en 2005 y Niños del hombre en 2006.
• Rodrigo Prieto en 2005, por Secreto en la montaña. La historia de los premios Oscar no ha sido fácil para los mexicanos. Sólo unos cuantos elegidos aparecen en la lista de orgullosos ganadores:
• En 1952, Anthony Quinn, mexicano nacido en Chihuahua, obtuvo el Oscar al Mejor Actor de Reparto por la cinta ¡Viva Zapata!
• En 1956, de nuevo Anthony Quinn dio felicidad a México al ganar el Oscar por la película Lust of Life, también como Mejor Actor de Reparto.
• En 1971, Centinelas del Silencio, producido por el mexicano Manuel Arango y dirigido por Robert Amram, ganó dos premios Oscar por Mejor Corto Documental.
• En 1973, el mexicano Gonzalo Gavira gana el Oscar por los Mejores Efectos Sonoros de la cinta El Exorcista. Aterrorizó a medio planeta.
• En 1993, Javier Bourges gana el Oscar Estudiantil Extranjero por el corto El último fin de año.
• En 2001, Rodrigo Plá obtiene también el Oscar al Mejor Corto Estudiantil Extranjero por El ojo en la nuca.
• En 2002, Regina Reyes, junto con Beatrice John, John Jackson y Judi Chin, ganó el Oscar al Mejor Maquillaje por Frida.
• En 2003, Patricia Riggen ganó la Medalla de Oro por Mejor Cortometraje Estudiantil en la categoría Narrativa, por La Milpa.
• En 2006, Eugenio Caballero ganó el Oscar por Mejor Dirección de Arte también por la película El Laberinto del Fauno, junto con la española Pilar Revuelta.

En más de 80 años de la entrega del Oscar, sólo 10 estatuillas de la Academia de Hollywood engalanan vitrinas de México. Una de ellas la tiene Guillerno Navarro, quien ha colaborado en otras películas de Guillermo del Toro (Cronos, Hellboy) y en largometrajes de realizadores como Nicolás Echeverría (Cabeza de Vaca), Alejandro Pelayo (Morir en el Golfo), Robert Rodríguez (Desperado y Spy Kids con Antonio Banderas), Quentin Tarantino (Jackie Brown) y Shawn Levy (Una noche en el museo). Es parte también ya del equipo de The Hobbit, espectacular súper producción dirigida por Guillermo del Toro que tiene como
productor ejecutivo a Peter Jackson. Es una adaptación de la novela de J.R.R. Tolkien (El Señor de los Anillos).

Entre película y película, Guillerno Navarro se da tiempo hoy para filmar comerciales en México con la casa productora Cine Concepto, una de las de mayor tradición de nuestro país, que dirige su fundador Paco Murguía, realizador de enorme prestigio en el mercado publicitario mexicano. Interesante será ver el trabajo de Navarro en México.
Los creativos de las agencias tienen la única oportunidad de imaginar historias extraordinarias que requieran de un cinefotógrafo extraordinario.

José Antonio Fernández: Tú has ganado varios premios como cinefotógrafo, son reconocimientos que, sin duda, todos ellos, marcan y dan realce a tu trayectoria. Subrayo que todos los premios son
importantes en tu carrera. Pero hay uno que brilla de manera especial. Eres el único cinefotógrafo mexicano de la historia que ha obtenido un premio Oscar, lo ganaste por la fotografía de El Laberinto del Fauno ¿Qué sientes cuando ves en tu vitrina de premios ese Oscar que es tuyo?
Guillermo Navarro:
Por la fotografía de El Laberinto del Fauno gané también La rana de Oro en Cameraimage, el Goya en España, el premio de los Críticos de Nueva York, de Boston y de Florida.
También el Spirits Award, del cine independiente. El premio que da Kodak, el de Grecia, que es el Alejandro Magno, mi primer Ariel (antes había sido nominado en México por Cabeza de Vaca, Cronos y Morir en el Golfo), y el Oscar. Me siento muy bien.

José Antonio Fernández: ¿Enloquece ganar tantos premios por una obra? ¿Asimilaste rápido tanto galardón obtenido por El Laberinto del Fauno?
Guillermo Navarro:
Sí es muy fuerte.

José Antonio Fernández: ¿Qué pasa, cuéntame qué sucede con tanta gloria?
Guillermo Navarro:
Toma mucho tiempo entender realmente el peso de todo. Yo me di cuenta del peso hasta un año después.
El premio al cinefotógrafo es algo muy particular porque hay demasiadas cosas que están en juego. La interpretación de las personas que dan el premio es tremendamente crítica.
Como finalmente la cinematografía es el lenguaje del cine, porque sin imágenes sencillamente no hay película, el premio es totalmente central en el quehacer cinematográfico.
El Oscar y el Camerimage son los dos premios más importantes en el mundo para la cinematografía, y en ese 2006 tuve la fortuna de ganar los dos.

José Antonio Fernández: Me cuentas que tardaste un año para asimilar el peso del Oscar y del resto de los premios de ese increíble año 2006, en el que brilló tu nombre junto con el de Guillermo del Toro y Eugenio Caballero por El Laberinto del Fauno. Cuéntame más de ese peso que sentiste.
Guillermo Navarro:
La noche anterior a la entrega del Oscar organizan una cena a la que yo acudí ya como nominado. Di un discurso y vi cómo la atención de todos los medios y de toda la gente se centra con toda su fuerza en los nominados, pero te confieso que hasta ese momento no tenía total conciencia de la importancia de todo esto.
Al año siguiente fui a la misma cena de nominados la noche anterior de la entrega del Oscar, y llegué ya como ganador. Entonces vi todo con otra perspectiva.
Te lo digo así: yo recibí el Oscar número 79 a la Mejor Fotografía. La reunión en la que ahora te ubico celebraba la entrega 80 del Oscar. Sólo hay diez cinefotógrafos que tienen dos premios Oscar en toda la historia. Del total, treinta o más están muertos y quince ya no trabajan. De los más de 80 premiados por la Academia que somos hoy, en activo no sumamos más de quince. En esta cifra me detengo y ahí es cuando me doy cuenta del peso del premio.

José Antonio Fernández: ¿Te cambió la vida ganar el Oscar?
Guillermo Navarro:
Mi vida personal, no. No podía permitir que el Oscar cambiara mi vida. Eso no. Algunas cosas, sin duda, pero no la esencia.

José Antonio Fernández: ¿Y tu vida comocinefotógrafo, al momento de filmar?
Guillermo Navarro:
Después del Oscar sí cambié procedimientos de mi trabajo. Hoy debo seleccionar qué película voy a hacer. No puedo entrarle a cualquier largometraje porque la presión de filmar para mí es muy fuerte.
Debo estar seguro de que se van a dar las condiciones para realizar un buen trabajo, porque yo estoy obligado a entregar material de altísima calidad siempre. Hoy no puedo aventurarme tan fácilmente.
A lo mejor esto que te digo hoy, cambia en el futuro. Por lo pronto, hoy debo ser muy cuidadoso.
Ganar el Oscar también me ha llevado a exigirme a mí mismo los mayores resultados siempre.

José Antonio Fernández: ¿Qué debe tener una película para que aceptes realizar la fotografía?
Guillermo Navarro:
La tengo que ver cuando leo el guión, si no la veo no la puedo hacer.

José Antonio Fernández: ¿Te has equivocado en tu elección?
Guillermo Navarro:
Sí, por supuesto.
Cuando vas construyendo tu carrera es muy importante que filmes distintos géneros y participes en diferentes tamaños de producción para que enfrentes problemas diversos.
Yo he aceptado películas muy variadas porque nunca quise que se me catalogara como fotógrafo de un género específico. En los estudios de Hollywood tienden a catalogar a los fotógrafos: los de acción,
los de terror, los de comedia y así sucesivamente.
Yo he filmado de todo. Igual fotografié Stuart Little que Jackie Brown, con Tarantino como director.
Hoy puedo realizar la fotografía de cualquier tipo de película. No estoy encasillado en ningún género. En ninguno.

José Antonio Fernández: No cualquier fotógrafo domina todos los géneros del cine, es algo sumamente difícil. Esa facilidad y ese entusiasmo que siempre has tenido para fotografiar cualquier género de película, ¿de dónde te viene?
Guillermo Navarro:
Como cinefotógrafo te puedo decir que esto de entrarle a todos los géneros es un asunto conceptual. Me gustan el cine y su esencia.
Si la cinematografía es el lenguaje del cine, pues yo sé cómo contar historias con imágenes, cómo crearlas y procesarlas, independientemente de si la película es comedia o acción.
Me gusta contar cualquier historia que me apetezca, que me llame, sin importar el género.

José Antonio Fernández: ¿Qué es vivir en Hollywood, en la meca del cine?
Guillermo Navarro:
Para mí, como gente de cine, la diferencia entre Holywood y México es la siguiente: en México hacer cine era una situación de excepción, en Hollywood es algo cotidiano. Miles viven del cine.

José Antonio Fernández: Agrego: miles viven del cine en Los Ángeles, pero muy pocos ganan un Oscar.
Te hago una pregunta que en México flota en el ambiente: ¿se producen con muchos recursos las películas de Hollywood?
Guillermo Navarro:
No siempre. Lo que te puedo decir es lo siguiente: en el sistema de producción de Hollywood cada quien tiene la obligación de ser muy productivo. Es el método.
En los largometrajes de Hollywood tienes acceso a recursos, pero estás obligado a administrarlos muy bien. A cuidarlos y a obtener resultados.

José Antonio Fernández: Recuerdo que en el libro El último suspiro, en el que Jean Claude Carrière cuenta la vida de Luis Buñuel, comenta que Luis Buñuel aprendió a filmar con el muy eficiente sistema de Hollywood (lugar en el que vivió), por lo que no le gustaban los desvelones ni los grandes maratones de filmación de más de 10 ó 12 horas en el set.
¿Qué tan fuerte se trabaja hoy en Hollywood?
Guillermo Navarro:
En Hollywood se trabaja mucho, 12 horas diarias de filmación. Los maratones de 20 horas de filmación corrida prácticamente no existen en el rodaje de películas. Tal vez se dan en los comerciales. En un largometraje no puedes trabajar con esos maratones porque los rodajes se llevan meses.
Te matarían esos maratones en todos los sentidos, tanto por desgaste físico, como mental, emocional y económico.

José Antonio Fernández: Eres hoy un gran maestro como cinefotógrafo. ¿Quién te enseñó a tí?
Guillermo Navarro:
Yo mismo fui mi maestro. Soy completamente autodidacta.
No fui a la escuela a aprender fotografía. Nuncame inscribí en ninguna. Hice fotografía fija desde muy chico. Trabajé con distintos fotógrafos, aprendí el proceso, experimenté mucho y corrí riesgos.
Sin duda hubo fotógrafos con los que trabajé y de los que aprendí, pero básicamente soy autodidacta, no tuve ninguna formación académica.

José Antonio Fernández: De esos fotógrafos con los que trabajaste, ¿alguno te enseñó algún truco especial o algo muy importante que te acompañe en tu trabajo todos los días?
Guillermo Navarro:
Hay muchos fotógrafos que cometen un grave error que vale la pena comentar justo en este momento: el aprendizaje más importante para un cinefotógrafo, es que justamente en este
oficio no hay tal cosa como un truco o una receta.
Si trabajas por receta, no serás un buen fotógrafo. El buen fotógrafo interpreta y sabe poner en acción lo que interpreta. Quien trabaja con recetas, simplemente está repitiendo la interpretación de alguien más y estás creyendo que las cosas sólo se hacen de una sóla manera Es el mayor error en el que puedes caer. Así no es. ¿Por qué pensar que siempre el exterior noche debe hacerse con ciertas características?
En este oficio de la fotografía, todo se desprende de entender la historia que estás contando y de cómo la ves. Cada shot que haces es un proceso que debes atravesar.

José Antonio Fernández: Me queda claro que estás entendiendo y describiendo al cinefotógrafo como un creador, como un artista que debe asumir que lo es.
Guillermo Navarro:
Exactamente es lo que digo.

José Antonio Fernández: Como cinefotógrafo, ¿te viste desde el inicio como un artista, como un creador?
Guillermo Navarro:
Nunca me he puesto ese nombre yo mismo, el de artista, de creador, pero ese ha sido mi proceso en mi trabajo.

José Antonio Fernández: En el caso de El Laberinto del Fauno, desde mi punto de vista se trata de una extraordinaria obra de arte.
Guillermo Navarro:
El Laberinto del Fauno quedará en la historia del cine como una de las películas mejor hechas.

José Antonio Fernández: Cuando estaban arrancando con el rodaje de El Laberinto del Fauno, ¿tenían la conciencia de que realizaban una obra de arte?
Guillermo Navarro:
No. Sabíamos que estábamos filmando una muy buena película, que era muy difícil lo que estábamos haciendo y que por lo mismo el proyecto podía descarrilarse en cualquier momento, justamente por su altísimo grado de dificultad. Hasta ahí veíamos la película al momento del rodaje.
La historia de El Laberinto del Fauno es muy complicada, corre muchos riesgos. Se da en pantalla una recreación de la era franquista para lo que es necesario tomar en cuenta todos los códigos.
Además hay un sapo, una puerta fantástica, el fauno y así sucesivamente.
Era necesario meter al público en la historia en los primeros minutos de la película y venderle la idea de que vería realidades paralelas, lo que es muy, muy difícil. Es de altísimo riesgo.
Si no se hace bien una historia como la de El Laberinto del Fauno, puedes perder al público de inmediato si los espectadores la miran como algo absurdo.

José Antonio Fernández: El Laberinto del Fauno consigue que el público llore, lo que demuestra que se mete en el alma de la gente.
¿Te emociona saber que logra conmover a ese nivel?
Guillermo Navarro:
Yo mismo lloro al ver El Laberinto del Fauno porque toca los puntos más sensibles de la condición humana. Es una película poderosísima.

José Antonio Fernández: ¿Cómo es que consiguieron hacer de El Laberinto de Fauno una película tan poderosa?
Guillermo Navarro:
No lo sé, no hay una receta, como te lo comenté antes. Fue toda una dinámica extraordinaria en la que nos involucramos de principio a fin.
Guillermo del Toro, director de la película, es un genio absoluto. Nos tenemos confianza ambos y sabíamos que filmábamos una obra muy importante.

José Antonio Fernández: Me llama mucho la atención el que hoy estés aquí en México promoviéndote para también filmar comerciales.
¿Cómo es que tomas la decisión de hacer un trato con la casa poductora de comerciales Cine Concepto, que dirige el reconocido realizador Paco Murguía, para fotografiar anuncios para cine y televisión en México?
Guillermo Navarro:
Mi trabajo es fundamentalmente hacer cine, pero tengo espacios entre películas para también hacer publicidad. Es algo que siempre he hecho. Me gusta.
La casa productora Cine Concepto es de los pocos lugares que desde mi inicio fueron siempre amables conmigo en México y me acogieron. Me parece que es una buena oportunidad ahora de cerrar el ciclo en México trabajando con ellos nuevamente. Es una buena propuesta, me viene bien.

José Antonio Fernández: El que hayas aceptado este trato con Cine Concepto, me indica que tienes los pies muy bien puestos en la tierra.
Cuando a la gente le llega la gran fama, tiende a desvariar.
Guillermo Navarro:
Yo no me volví loco.
Te lo digo así: hice la fotografía de una muy buena película, y esa muy buena película tuvo ese reconocimiento, lo que sé no me hace mejor fotógrafo que otros. Ese año hice la mejor película, pero el mundo sigue girando.

José Antonio Fernández: ¿Quién te ayuda a mantener los pies en la tierra?
Guillermo Navarro:
Mi familia, mi mujer y mis hijos.

José Antonio Fernández: ¿Hubo alguna influencia familiar que te haya llevado a ser cinefotógrafo?
Guillermo Navarro:
Empecé muy chico a tomar fotografías. En mi escuela (secundaria) había un taller de foto. Ahí aprendí a revelar. Me gustó. Después puse un laboratorio de fotografía en blanco y negro
en un clóset de mi casa. Quedé prendido de la fotografía para toda mi vida…

 

Dos respuestas más de Guillermo Navarro:

Siempre recibí apoyo de mi padre y mi madre.

Mi papá murió cuando yo tenía 14 años, la fotografía fue mi asidera. Me agarré de ella. Crecí con la fotografía. Es mi compañera.

 

Los otros iberoamericanos ganadores del Oscar

Luego de más de 80 años de entregas del Oscar, sólo 20 iberoamericanos lo han obtenido, 10 de ellos son mexicanos. Por la Mejor Fotografía únicamente dos: el mexicano Guillermo Navarro (2006) y el español, nacido en Cataluña y emigrado a Cuba cuando tenía 18 años, Néstor Almendros (1978). Hizo cine en varios países.

Vea aquí quién es quién de los iberoamericanos en los premios Oscar:


El primero fue el puertorriqueño José Ferrer, en 1950, por su actuación en Cyrano de Bergerac.
1961 fue un año de celebración en Puerto Rico. Rita Moreno se llevó el Oscar por Amor sin barreras.
10 años después, en 1971 el español Antonio Mateos se llevó el Oscar por Mejor Dirección Artística por la película Patton.
Fue hasta 1982 que el director español José Luis Garci ganaba un premio Oscar por primera ocasión para un realizador iberoamericano. Lo consiguió con el largometraje Asignatura pendiente.
En 1978, Néstor Almendros, el otro fotógrafo iberoamericano que también ha ganado el Oscar por Mejor Fotografía, lo recibió por la cinta Days in Heaven (Días del cielo).
En 1985, el argentino Luis Puenzo ganó el Oscar a la Mejor Película Extranjera por La Historia Oficial.
En 1993, el español Fernando Trueba subió a recibir el Oscar a la Mejor Película Extranjera por Bella Época.
En el 2002, el español Pedro Almnódovar ganó su primer Oscar a la Mejor Película Extranjera por Todo sobre mi madre, y en el 2002 se lo otorgaron por Mejor Guión Original por la película Hable con ella.
Benicio del Toro, actor nacido en Puerto Rico, ganó el Oscar como Mejor Actor de Reparto en 2001 por su participación en la película Traffic.
Jorge Drexler, compositor uruguayo ganó el Oscar por Mejor canción original en 2004 con el tema Al otro lado del río, creado especialmente por él para la cinta Diarios de Motocicleta.
Gustavo Santaolalla, compositor argentino ganó en 2005 y 2006 el premio por Mejor Música Original por su trabajo en Secreto en la montaña y Babel, esta última del director Alejandro González Iñárritu.
En el 2006, Eugenio Caballero, mexicano, ganó el Oscar por Mejor Dirección de Arte por la película El Laberinto del Fauno, junto con la española Pilar Revuelta.
En 2008 la Academia premió con el Oscar a Penélope Cruz, como Mejor Actriz de Reparto por Volver, dirigida por Pedro Almodóvar.
El secreto de sus ojos, dirigida por el argentino Juan José Campanella, es la segunda película
latinoamericana en llevarse el premio a la Mejor Película Extranjera. Lo recogió en el teatro Kodak de Hollywood en este 2010.



Otras
Entrevistas con:
APUESTAN Univision y Televisa por nuevo canal para exportar contenidos producidos en Estados Unidos: es el canal Univisión para América Latina
MÓVILES, Netflix y una nueva generación, los retos que hacen pensar y cambiar a la tele abierta
CAMBIÓ Enamorándonos en TV Azteca y logra subir audiencia. Hoy es más rosa
PLUTO Latino TV también quiere su rebanada de pastel, es OTT de canales con anuncios
ViacomCBS tiene un poder mayor por el poder de sus contenidos, ahora coproduce con Almodóvar
TEMA de la Semana: Alberto Ciurana afirma categórico que tele abierta sigue siendo el medio más visto en México
PERSONAJE de la Semana: Guillermo Arriaga gana premio Alfaguara por su novela Salvar el fuego, una reflexión sobre el amor
CAMPAÑA de la Semana: Grandes Anunciantes siguen confiando en tele abierta porque vende
IDEAS para producir de El Marqués de Miramar: Adhara Pérez, niña genio mexicana con 162 IQ
EN CLAVE de H, por GuaPur: Arriaga y sus historias en la película No-Muro
SONY presenta nueva empuñadura GP-VPT2BT con control inalámbrico a distancia 
FORD vs Ferrari emplea DaVinci Resolve para crear una estética única
LLEGARON a EFD los Brackets Verticales de Wooden Camera, hasta para los paquetes de cámara más pesados
FORO por la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores de la industria audiovisual de México
PROYECTOS de Ingeniería Sistemas Digitales, diseñados a la medida para televisoras, videotecas…
TLANEWOOD es One Stop Show, todo en un solo lugar para armar la gran producción
CONVOCATORIAS Giff 2020 para categorías Largometrajes, Cortos y Realidad Virtual
HISTÓRICO: En 2019, 13 películas mexicanas alcanzaron el millón de asistentes en salas
67 por ciento opina: sí es es posible organizar la Rifa del Avión Presidencial
TV Azteca firma y se convierte en la empresa que lanza Tubi en México, una OTT AVOD gratuita con publicidad
LAS OTTs revaloran y dan proyección al género documental, hacen fuerte su menú de contenidos
RATINGNÓMETRO: Soltero con hijas Número 1 en Top Cinco de programas más vistos en México
TAQUILLÓMETRO: Una del Top Diez es mexicana. Perdida
CRECE ligeramente el presupuesto federal para la industria cinematográfica en 2020
EN CLAVE de H, por GuaPur: Productor de Lentes Oscuros asiste a La Mañanera
CANAL 6 Noticiero Matutino es el segundo más visto en la Ciudad de México
IDEAS para producir de El Marqués de Miramar: momentos difíciles en la relación de México con E.U.
GRÚA Scorpio 10 a la renta en CTT con cabeza remota Mini Scorpio HD
SWITCHER Roland V-600 UHD, permite subir a calidad 4K trabajando con equipos HD. Distribuye Teknomérica
LÍNEA de luminarias Kino-Flo ideal para rostros por su suavidad de luz. Distribuye Aianet
EDICIÓN Especial del cabezal Arri M18. Lo vende Cinetec
RENTA Imagen celebra 40 años: alquila cámaras, grúas, gran foro, iluminación...
AUDÍFONOS inalámbricos Sony con procesador Noise Cancelling HD QN1e
SISTEMAS Digitales distribuye familia de equipos Panasonic, para todo tipo de producción
PROYECTO de Ingeniería Panasonic hace lucir la arquitectura del estadio de beisbol Alfredo Harp
ANICE renta Paquetes Portátiles de grabación con variedad de cámaras Canon, Sony y Panasonic
AMTEC distribuye cámaras Ikegami, alta calidad desde el diseño de la tecnología
COLOR Cassettes promueve la cámara Sony 7 III, viene con sensor Full Frame de 35mm
CTT renta Maxi Mix, luminaria que combina seis LEDs, genera una amplia gama de colores
COLOR Cassettes distribuye Sony PXW-Z750, videocámara de hombro 4K con tres sensores CMOS de 2/3
SUPERFICIE de control Avid S4, diseñada para estudios de producción y pre/postproducción de tamaño pequeño a mediano
AMTEC distribuye cámaras Ikegami de video y televisión, destaca su colorimetría
LOS Premios Platino del Cine Iberoamericano regresan al Teatro Gran Tlachco de Xcaret en 2020
LA Lotería Nacional rinde homenaje a Armando Salas Portugal, el gran fotógrafo merece una serie
CINETEC distribuye ya la gama completa de lentes ARRI Signature Prime, está disponible
DEADLINE Hollywood produce con Blackmagic Pocket Cinema Camera 4K
LOS Premios Platino del Cine Iberoamericano regresan al Teatro Gran Tlachco de Xcaret en 2020
JAIME Humberto Hermosillo: el transformador de la industria fílmica en Guadalajara
SLANG: nueva plataforma de Televisa Digital incluye música, estilo de vida y entretenimiento en la cultura urbana
LO que el IFT debe hacer en 2020, tener un Plan Maestro: internet para todos y apoyo a la tele abierta

Votación Sondeo
¿Qué idea es mejor, producir una serie o una película sobre la vida del futbolista mexicano Hugo Sánchez?

  • Una película, la historia de Hugo Sánchez es ideal para un largometraje

  • 33 %
  • Una serie, porque Hugo Sánchez tiene mucha historia en el futbol

  • 67 %

     

           


    Punto TI STD

       
     Sección Revista Virtual Telemundo Entrevistas