Fluo-Tec Panasonic STD 6PM FILMS


Sigue a RevistaPantalla.com en:  

















Felipe Cazals
Es un peligro para los cineastas estar cerca del poder
Publicada en la Revista no. 94 el 11 de abril 2007
compartir6750

Untitled Document

Por José Antonio Fernández F.

Felipe Cazals es el director que devolvió el prestigio al cine mexicano en los setentas. El espíritu de su empuje logró crear una corriente que se mantiene hasta la fecha.
Con sus películas le dio a la cinematografía nacional horizonte, sentido, seriedad, contenido y preocupación permanente por la calidad técnica y estética. Todas estas características, que fueron y son características fundamentales en el cine de Cazals, son también las que hacen poderoso al cine nacional desde los setentas hasta el día de hoy.
La influencia de Cazals en el cine mexicano moderno es definitiva.
Al inicio de los setentas, el cine de nuestro país vivía una especie de extravío. Pero después de que Cazals filmó Canoa, en 1975, y luego El Apando y Las Poquianchis, nuestro cine volvió a tener un compromiso serio con la pantalla.
Felipe Cazals es un parteaguas. Es el antes y después del cine mexicano moderno, porque es quien con valentía, en tiempos de censura, le volvió a dar seriedad al oficio de cineasta, el que gritó a voz en cuello que la realidad nacional tiene historias que es necesario llevar a la pantalla y con las que no es posible jugar
ni mantenerse insensible.
El cine de Cazals sigue vigente. Cualquiera de sus películas estruja al espectador, lo hace pensar y lo incomoda. Todo a la vez. Sus películas se incluyen en cineclubs de todo el mundo. Es un cine que no oculta las peores miserias. Las pone en escena de manera implacable.
El 19 demarzo de este 2007, la Cineteca Nacional le otorgó a Felipe Cazals la medalla Salvador Toscano en reconocimiento a su brillante trayectoria. Más que merecido el galardón, que antes recibieron cineastas de la talla de Ismael Rodríguez, Roberto Gavaldón, Juan Bustillo Oro y Alfredo Ripstein.
Aquí la entrevista completa con Felipe Cazals, de la que realicé una edición que fue proyectada en el programa Pantalla de Cristal de Canal 22.

José Antonio Fernández: Eres un director de películas duras, muy duras. ¿Te planteaste en forma consciente desde tus inicios, el tener esa personalidad de ser un director de cine implacable con los contenidos, duro con los temas a poner en pantalla?
Felipe Cazals:
Cuando regresé de mis estudios de cine en Europa, seguían imperando en el cine mexicano las comedietas de los años sesentas que ha habían agotado la cuerda y todo el temario posible. Justo antes, todavía existían las películas que contaban la historia del caporal que se enamoraba de la hija del hacendado. Lo que pasaba en síntesis, era que el cine mexicano de finales de la década de lo sesentas no correspondía para nada a la realidad que estábamos viviendo.
Un grupo de cineastas y otros críticos y estudiosos del cine, teníamos muy claro en ese entonces que en el caso de hacer cine debíamos producirlo conectados a la realidad. Debíamos tener un punto de vista crítico de nuestra realidad. No necesito decir que los temas sobraban. Nuestra actitud fue, desde un principio, la de
ser testigos de nuestro tiempo, lo digo así aunque suene pedante.

José Antonio Fernández: ¿Y por qué seleccionas poner en pantalla la realidad más dura, la más fuerte, la más lastimosa?
Felipe Cazals:
Es difícil ver a México como un tema agradable, gracioso y simpático. En un país tan complejo como el nuestro, dividido virtualmente en dos franjas sociales, en la que unos sólo comen dos veces al día mientras que otros pocos tiran la comida porque les sobra, la actitud de un creador no puede ser más que la de escoger los temas duros y ser duro con ellos. No veo otra posibilidad.
Nadie está obligado a hablar críticamente del tiempo que le gusta o le toca, pero la historia acaba por juzgarte. O abordas los temas que están cerca de tí y das tu opinión, o los evades, y si los evades asumes también una actitud y eso la historia lo demostrará.

José Antonio Fernández: Los espectadores nunca están cómodos en la sala viendo tus películas. ¿Qué buscas que pase con el espectador?
Felipe Cazals:
Busco que el espectador aporte la otra mitad.
Yo sostengo la teoría de que los cineastas proponemos en pantalla sólo el cincuenta por ciento de la película, la otra mitad la aporta el espectador, ya sea por una participación voluntaria o un rechazo abierto, o por una molestia constante ante lo que se le está proponiendo.
Al que no admito es al espectador imparcial, al que le da igual lo que está sucediendo en pantalla y que en cualquier escena puede seguir comiendo sus palomitas.
Te lo digo así, en vez de dirigirme primero al hipotalamo del espectador, yo me dirijo en primera instancia al duodeno y luego al hipotalamo. Yo golpeo al espectador inicialmente, y de inmediato reacciona de alguna manera conmigo o contra mí y comienza a participar en la película.
Como el espectador tiene memoria y sabe decodificar perfectamente las imágenes, lo obligo a ser partícipe. Es falso que el espectador pueda no entender las imágenes, eso es un cuento chino.
Yo lo obligo a participar. Lo que tengo que cuidar siempre es que mi propuesta en pantalla esté formalmente estructurada y que yo no deje ningún resquicio que lleve al espectador a reprocharme confusiones, no claridad o ambiguedad en mi planteamiento.

El espectador está siempre. Siempre. Nosotros hacemos las películas para que las vea el espectador. Los libros los hacen para que se lean y las partituras para que se escuchen. Quien dice que el espectador no le importa o le da igual, asume una actitud falsa o está en un error.
Aclaro algo muy importante, ahora que hablamos del espectador: yo no hago ninguna concesión para que se dé en forma mecánica una supuesta comercialidad del producto. Tampoco les doy a mis películas, en forma planeada, un ritmo ligero para que le gusten al espectador y no se aburra. Eso no lo hago. Eso me vale madre.
A mí lo que me interesa es que el espectador diga: esto sí es cierto y no lo quiero reconocer, o esto no me lo habían dicho y yo de alguna manera soy partícipe del asunto.
El público popular siempre ha respondido al cine mexicano. En el caso de mis películas, que yo recuerde, ninguna ha sido un fracaso en zonas populares. Donde está la alta burguesía, no les gusta ver mis largometrajes.
En los setentas, había bofetadas en las zonas populares para ver películas como El Apando o Las Poquianchis. Los espectadores estaban conscientes de que así eran las cosas. Y debo decirte que fui cuidadoso y no enfaticé la realidad tanto como lo era, porque la realidad era mucho más fuerte de lo que puse en pantalla.
He visto Canoa en Suecia, y los espectadores igual salen diciendo que eso fue una barbarie.

José Antonio Fernández: Prácticamente todas tus películas surgen de historias reales. ¿Por qué prefieres la realidad?
Felipe Cazals:
Ficcionar la realidad me parece que es tan válido como hacer cine de otra manera. Yo, al igual que otros dos o tres cineastas de mi generación, tengo la tendencia a ir directamente a donde está la acción. Creo que la conexión con la realidad misma aporta una riqueza mayor, hace mucho más verosímil el entorno donde sucede la acción.
Yo trabajo mucho con los actores, les exijo muchísimo. Me parece que la vida real también aporta facilidades para que el actor desarrolle en toda forma su personaje.

José Antonio Fernández: Eres un director que en todas sus películas ha cuidado en forma notable la estética de cada cuadro. Siempre tienes una propuesta estética que camina junto con tus historias. ¿De dónde viene ese cuidadoso tratamiento de la pantalla y esa preocupación por la estética tan definida, ese deseo de que la pantalla le diga estéticamente algo al espectador?
Felipe Cazals:
Es difícil de racionalizar eso. No me es fácil contestar tu pregunta. Supongo que la pueden contesar terceros que han seguido mi cine. Me estás preguntando por qué junto a un azul Prusia le pongo un verde sapo. Es el resultado de un sentimiento y de un proceso creativo.
Yo te puedo explicar el sentimiento que me norma. Sé el lugar en el que tiene que colocarse la cámara. Si me pides tres o siete días antes de la filmación que explique el por qué o el para qué, no te la voy a poder decir.
Yo llego al set, sé cuál es la secuencia y cómo la voy a resolver, y me encargo de que nadie sepa nada. Incluso en ocasiones he filmado las escenas al revés, de atrás para adelante, lo que sé genera una desazón total entre mis colaboradores. Es para mí un ejercicio como el del dibujante que hace muchos escorzos, muchos, antes de pasar al color.

José Antonio Fernández: ¿Qué sientes hoy al saber que eres uno de los símbolos del cine mexicano, que tus películas son apreciadas, que se siguen proyectando en cine clubes de todo el mundo y que construiste una trayectoria cinematográfica sólida?
Felipe Cazals:
Es sólida pero también controvertida, porque hay quien aborrece mis películas, cosa que agradezco también.
Con más de 70 años de edad y más de 40 años de profesión, debo decir algo muy importante que veo en forma muy clara (aunque suene a lugar común): sin el esfuerzo de todos esos colaboradores, no habría hecho ninguna de las películas. Todos hicieron un gran esfuerzo. Y cuando hablo de todos incluyo también a los que se opusieron que las filmara, pero sobretodo reconozco a quienes colaboraron para que fueran una realidad en pantalla.
Lo que sí creo es que pude hacerlas mejor, pude haber sido más detestable todavía, pero algunas veces confieso que cedí.

José Antonio Fernández: En tus películas veo siempre un deseo por desenmascarar las apariencias que se perciben a simple vista. Igual desenmascarar al poder, que a la iglesia o a los disidentes. Lo veo como una constante en tu obra ¿Por qué lo buscas siempre?
Felipe Cazals:
Lo que tengo y siempre he tenido es una voluntad anárquica tremenda. No se te olvide que pasé largos años en una escuela militar y otro largo tiempo en una escuela religiosa.
El paso por esas escuelas es como un lápiz labial Tangee, se vuelve indeleble. Esa educación secundaria y preparatoria me formó mordiendo el freno de la autoridad. Acepté los principios de la autoridad aunque fueran absurdos y algunas veces abyectos. Y a eso debes agregar una adolescencia desgarbada, por no decir desmadroza, y una inclinación por estar metido en las salas de cine todos los días y a todas horas, lo que siempre fue preocupante para mi familia.
Todo esto lo traigo en el costal, lo que quizás puede explicar de alguna manera esta sana necesidad de calificar y cuantificar las acciones de las autoridades, que las hay de todos colores y sabores, y a las que en el fondo detesto.

José Antonio Fernández: ¿Cómo te calificas, como un hombre pesimista o realista?
Felipe Cazals:
Soy un optimista incurable, pero mi forma de presentar las cosas contiene mucho
menos sentido del humor del que quisera.
Yo quisiera colocarles más sentido del humor a mis películas para que la gente sintiera que en el fondo sí tengo cierto optimismo, pero no puedo
dominarlo todo. Prefiero la sinceridad a la manipulación. Prefiero, sí es que así soy, manifestarme como soy. No vería sentido de utilizar una capa o un disfraz que no es el mío.

José Antonio Fernández: ¿De dónde nace tu afán de poner el dedo en la llaga?
Felipe Cazals:
Yo sé que es un lugar común decirlo, pero si vives en este país no te queda más remedio, y más en estos momentos. En México, el 45 por ciento de la gente no come más que dos veces al día. Por supuesto que es necesario poner el dedo en la llaga, porque ese 45 por ciento son 40 millones de personas. No veo cómo un director de cine, que es alguien que maneja un medio de comunicación, y lo digo bien, que maneja y se expresa a través de ese medio y ese lenguaje, puede permanecer al margen e ignorar la situación para hablar de cosas irreales y bonitas. Para mí es imposible, yo no puedo.

José Antonio Fernández: A lo largo de toda tu carrera te has mantenido al margen de los puestos políticos. Supongo que alguna vez te ofrecieron alguno. ¿Por qué nunca has aceptado o buscado un puesto público?
Felipe Cazals:
Sí ha sucedido. Lo que pasa es que el cine mexicano es muy arguendero. Nuestro cine siempre está cerca del poder, quiera o no. Nunca falta un político que tiene un segundo frente que trabaja en el cine. Nunca falta que al Presidente le guste el cine mexicano, y uno nunca sabe el por qué, o que lo aborrezca.
Como el poder siempre está cerca del cine, en consecuencia los cineastas siempre están cerca del poder, lo que yo considero un peligro. A partir de que el cineasta está cerca del poder adquiere compromisos inevitablemente, y los compromisos son la muerte para la expresión del cine.
De lo que se trata hoy es que los cineastas conserven esa sana distancia con el poder, y que el poder reconozca su obligación de fomentar y auspiciar al cine mexicano.
Esto que digo lo escuchamos sexenio tras sexenio y son compromisos que nunca se cumplen, por supuesto.

José Antonio Fernández: Eres un director de cine que vive de ser director de cine, lo que es un caso muy raro en México. La mayoría hace otras cosas y además dirigen cine. Tú eres un director de cine en cuerpo y alma. ¿Cómo le has hecho para lograrlo?
Felipe Cazals
: Vivo modestamente. Soy un hombre ecónomo. Tengo actividades paralelas, colaboro en otros guiones y soy asesor de algunos rodajes. A veces reviso el trabajo de amigos míos que me llaman para que vea sus campañas, y eso les cuesta, es la verdad. Llega una edad en la que la opinión y el criterio tienen un significado en honorarios.

José Antonio Fernández: Se te ve muy bien, se te ve feliz.
Felipe Cazals:
Se me ve feliz porque soy buen actor. Los tiempos actuales no me permitirían tener la sonrisa que tengo, pero el cine mexicano pasa por todo y a pesar de todo. Pase lo que pase, el cine mexicano seguirá saliendo adelante. Les va a costar mucho a muchos, mucho, pero soy muy optimista, como puedes ver.

José Antonio Fernández: En tu película Canoa haces un tratado de cómo se puede manipular a la gente y convencerla de que agreda hasta matar sin más averiguaciones a un grupo de jóvenes, que además eran absolutamente inocentes. Estrenaste Canoa hace más de 30 años y es totalmente vigente. Se exhibe hoy contínuamente en cineclubs de México y de muchos otros países. ¿Qué sientes al saber que sigue tan vigente?
Felipe Cazals:
El que la gente se haga justicia por su propia mano es algo que sigue existiendo en México, y existe todavía porque no hay justicia. Como no hay justicia social, el pueblo no admite a los representantes de la justicia y se apropia el derecho de hacer justicia. Seguimos en lo mismo.
Da igual si confunden trabajadores de una universidad con estudiantes procomunistas como en Canoa, o fotógrafos con robachicos o a un devoto con alguien que quería robarse una imagen santa. El hecho es que el linchamiento se ejerce.
La pregunta es, por qué se ejerce en Canoa. En ese tiempo, en los setentas, la prensa y los medios, en particular el periódico El Sol, decían todos los días en todas las regiones del país, que los comunistas vendrían a robarnos nuestras casas y a matarnos. Decían también que los estudiantes eran comunistas. Toda esa constante propaganda nefasta junto con la ignorancia, el analfabetismo y la dependencia del alcoholismo, logró hacer que en San Miguel Canoa lincharan a unos trabajadores de la Universidad de Puebla. Esto sucedió hace ya 40 años. Agrego algo más: en el 2005 desplegaron una manta en el atrio de la Iglesia de San Juan Canoa, que decía: la película Canoa es una mentira.
Hoy Canoa ya no es un pueblito, es un suburbio de Puebla. El problema sigue vigente. La razón es que la justicia social no existe. Se deforma todo y el pueblo decide hacerse justicia por su propia mano, auspiciado por las malas razones y las malas voces. Por todo esto que te comento, es que la película Canoa sigue vigente. Tengo la impresión que Canoa, El Apando y Las Poquianchis son como las películas de Walt Disney pero al revés. Hoy a los estudiantes de preparatoria les pasan las tres películas para que sepan qué fueron los años setenta. Es la mejor demostración cinematográfica de esa época.

José Antonio Fernández: ¿Que sientes que provocas en el espectador?
Felipe Cazals:
Cada vez que confronto al espectador mexicano con el propio hecho del asunto mexicano, y obtengo de él una reacción en un sentido o en otro, logro lo que la película buscaba.

José Antonio Fernández: Te veo en plenitud de salud.
Felipe Cazals:
La clave número uno de este asunto, es que los directores de cine, antes que nada, tienen que ser atletas. Hay que ser como los toreros o los boxeadores, si no estás en forma te parten la madre.

 

Más de lo que dijo Felipe Cazals en entrevista:


1.- Nunca consideré irme a dirigir a Hollywood. Cuando filmé El Jardín de la Tía Isabel, en los años setenta, me dieron la oportunidad de iniciar una carrera como directror en California. Viví allá unos 4 meses. Te puedo decir que, con todo el respeto y el afecto que tengo por las gentes que me querían encausar por ese camino, no encontré ninguna afinidad. Como espectador tengo respeto por el cine norteamericano porque me formó de manera muy sólida, pero no tengo ningún respeto por la forma en la que se trabaja el cine en Estados Unidos. Desde el punto de vista trabajo, no me interesa en lo absoluto.

2.- He tenido grandes éxitos pero también grandes fracasos, como las dos que hice de Rigo Tovar. Tampoco escupo sobre ellas, porque me pagaron y yo hice mi trabajo. A mí esas dos me parecen abominables. Las cuidé hasta donde el vomito me lo permitió. Nunca vi ni la edición ni las películas. Trabajé lo más cercanamente posible con el productor y los actores, pero de antemano sabía que serían nulas. Duele haberlas hecho, porque nadie se acostumbra a hacer mal las cosas. Acepté filmarlas porque debía un montón de dinero y no tenía trabajo. Tenía el poder del cine mexicano la hermana del Presidente, Margarita López Portillo, que comenzó la destrucción del cine nacional.

Además como he tenido la costumbre de tener hijos, debía alimentarlos. La excusa es muy pobre, pero es la verdad. No había forma de cuidar esas películas. La requisitoria de esa época era que el espectador escuchara 9 canciones entreveradas con la historia. Me hablaron para que no me muriera de hambre. Las pudo filmar cualquier otro.

Mira, difícil es ser minero o campesino y comer un taco con sal luego de una larga jornada. Yo no debo exagerar.

3.- Mi cuidado por la imagen, por el uso de los lentes, por los encuadres, por todo lo que está en escena, viene del enorme respeto que le tengo a la gran tradición del cine artesanal mexicano. Quizá algunas historias del cine mexicano de los cuarenta y los cincuenta no sean muy originales ni muy atractivas como argumentos, pero su factura, su forma, es espléndida. Tan es así, que si hoy las vuelves a ver te asombras. Y recomiendo que vuelvan a ver La Diosa Arrodillada, de Roberto Gavaldón. Ahí aparece María Félix con 11 peinados diferentes y 32 cambios de vestuario. ¿En qué película del cine mexicano de hoy te puedes dar el lujo de tener una producción así?

Y qué te puedo decir de los close ups de María Félix, para los que se llevaban hasta 4 horas de iluminación. Ese cine nacional estaba profesionalizado. Eso es lo que hoy reclamo de nuestro cine, que los directores cuiden la dirección de arte, el vestuario, el maquillaje, la edición, la posición de cámara, los peinados, los detalles y que le puedan pedir al fotógrafo luces específicas con latitudes que quieren tener en pantalla.

José Antonio Fernández: Una última pregunta, ¿veremos una película de Felipe Cazals con final feliz?
Felipe Cazals (responde con una larga sonrisa):
Esa es una pregunta que la dejamos para la próxima entrevista. No te la puedo contestar.



Otras
Entrevistas con:
SISTEMAS Digitales promueve UltriScape Multiviewer Ross, cada cabezal admite hasta 100 pips
CTT renta RED Komodo, sensor Super 35 con rango dinmico de 16 pasos
FUJIFILM promueve lente zoom Fujinon XF 150-600mm F 5.6-8, para cmaras mirrorless
SONY promueve cmara de estudio HDC-3200 HD, opera en HD y crece a 4K
TEKNOMERICA promueve NDI Access Manager, permite organizar canales NDI en grupos
AMTEC promueve Blackmagic ATEM SDI, ofrece 4 entradas SDI con conversin de formatos
NACE la casa productora Greenlight, alianza entre EFD y Cinemat
IP9 Studios renta Foro Mayor Al Aire Libre para produccin de series, pelculas, comerciales
MAGNUM promueve Monitores 4K LM9000 Kroma AEQ, ajuste de cada monitor de manera individual
VIDEODEPOT promueve grabador de audio ZOOM H8, ms de 15 horas de autonoma con 4 pilas alcalinas AA
VIRTUAL Media promueve Bond BackPack de Teradek, utiliza entradas Teradek o puertos USB o ambas
EFD renta Cabezal Estabilizador Scorpio, 5 ejes para el control y estabilizacin
iP9 Studios promueve Nuevos Foros Adicionales para escenas especiales de máxima confidencialidad
VIRTUAL Media promueve Bolt 6 Teradek, primera solucin de video inalmbrico con conectividad 6 GHz
COLOR Cassettes promueve Blackmagic Desktop Video 12.4.1, actualizacin para tarjeta DeckLink 4K Extreme 12G
CTT renta Space Light, la luminaria ultrapotente que consume solo 200 watts. Llena de luz grandes espacios
FUJIFILM promueve Lente Fujinon XF 18-120mm F4, se adapta bien a la produccin de video
SISTEMAS Digitales promueve UltriScape Multiviewer Ross de 48 cabezales independientes
DISNEY calcula que su servicio de streaming ser rentable en 2024, regresan a CEO Bob Iger
TVCoins desarrolla app para el Financiero Bloomberg. Es la solucin que la industria esperaba, apps gratuitas con monetizacin
PILOTOS mejor pagados de la F1 en 2022, Checo en cuarto sitio. Todo un espectculo
NOMINADOS Finalistas categora Pelculas / Festival Pantalla de Cristal 2022
TODOS los Nominados Finalistas del Festival Pantalla de Cristal 2022, todas las categoras
CEREMONIA de Premiacin Festival Pantalla de Cristal 2022: lunes 12 de diciembre, 9 de la noche
21.5 millones vieron primer partido de Mxico por TelevisaUnivision, 3 millones por ViX
TEMA de la Semana: casos distintos, Festival de Guadalajara y Academia-Ariel piden ayuda, pero no se encuentran en peligro de extincin
PERSONAJE de la Semana: Fernando Snchez Mejorada, nuevo Presidente de la Red Mxico de Medios Pblicos
ALEJANDRO Ramos y Estatus presentan Campaa de la Semana: Pasin mexicana por el fut de Corona, creatividad de GUT
IDEAS para producir de El Marqus de Miramar: Telesecundarias y Telebachilleratos llevan dos dcadas apagados. Los prendern de nuevo
PORTADA: Revista TelemundoCine nm. 187, entrevista de lvaro Cueva a Emilio Azcrraga Jean, pelcula Bardo de Gonzlez Irritu...
EN CLAVE de H, por GuaPur: La Tres Marchas de la pelcula No-Muro, nicas
53 por ciento opina: Seleccin de Mxico lograr jugar quinto partido del Mundial Qatar
NEGOCIO de Grupo Televisa crece de forma sorprendente con la fusin TelevisaUnivison
EL esperado alto rating del Mundial Qatar para Televisa y TV Azteca
IMAGEN Televisin logr ya posicionarse en el nimo del pblico
ENCUESTA Ipsos revela que 83 visita YouTube cuando busca qu ver
RATINGNMETRO: Mi camino es amarte Nmero 1 en el Top 5 de programas ms vistos de Mxico
TAQUILLMETRO: Una pelcula mexicana en Top 10 de la taquilla. Ojos Que No Ven
ENTREVISTA HISTRICA
HUMBERTO PADGETT / Reportero
AMTEC promueve Proteus Maximus, luminaria LED que se controla con DMX
41 de los 50 Retailers del mundo trabajan con Akamai
GRUPO Lighting promueve equipamiento de Foros Todo Tamao
FUJIFILM promueve cmara X-T5 con lente XF30mm, es una joya de la fotografa
VIRTUAL Media promueve Hollyland Mars 4K, opciones de monitoreo flexibles
VIDEODEPOT promueve Capture Cast para grabar clases en lnea
EFD renta Lentes Leica Super 35, responden a la exigencia de calidad 4.7K
CINETEC promueve Placa de Inclinacin DENZ, destaca por su rigidez y bajo peso
COLOR Cassettes promueve cmara PTZ3 UHD NDI de NewTek, conexin de audio XLR profesional
EXCELENCIA promueve Soluciones Telestream Postproduccin, amigable y efectivo para el personal no tcnico

Votación Sondeo
Cmo puede Mxico mejorar su nivel de futbol para ganar el Mundial?

  • Jugando ms torneos internacionales

  • 67 %
  • Nacionalizando a jugadores de alto nivel para que la Seleccin Mexicana sea ms fuerte

  • 33 %

     

           


    Siguenos

       
     Secci�n Revista Virtual Telemundo Entrevistas