Sistemas Digitales


Sigue a RevistaPantalla.com en:  

















Guillermo Arriaga
Evitemos banalizar la violencia en cine y televisin
Publicada en la Revista no. 61 el 12 de octubre 2001
compartir416

Para complementar esta entrevista, le recomendamos también consultar la entrevista publicada en la Revista Telemundo en la que Guillermo Arriaga habla de 21 gramos, del cine y de la vida.

Guillermo Arriaga es el guionista de Amores perros, cinta que ha recibido más de 40 premios (sumados los nacionales con los internacionales), lo que la convierte en la película mexicana más premiada en la historia del cine nacional. En México, sin embargo, la Academia no le dio el Ariel al Mejor Guión, se lo llevó Marisa Sistach por Perfume de violetas.
El guión de Amores perros constituye la base del éxito de la cinta. Como ya lo hemos señalado antes en la Revista Telemundo, el guión tiene una estructura matemática en la que todos los elementos encajan. El espectador no recibe sorpresas de último minuto que intenten resolver la cinta con alguna escena sacada de la manga.
En buena medida, Amores perros seduce porque frente a los ojos del espectador la historia se va desgranando. El público puede ver cómo y por qué cambia radicalmente la vida de los personajes en escena, lo que provoca una emoción intensa.
La historia de Amores perros es densa por lo contradictorio de sus personajes, actual por el nivel de violencia que se muestra en pantalla, moderna por el estilo y ritmo de su realización, y humana porque sus personajes protagónicos (Gael, Álvaro y Echevarría) aman con pasión. Y Amores perros también se puede ver como una cinta pesimista, en la que ningún personaje logra alcanzar sus deseos, todos viven en los obstáculos de las dificultades para llegar, quizás porque todos escogen los caminos más tortuosos. Como enamorarse de la novia del hermano, ser incapaz de matar un ratón escondido en el piso de la casa, o convertirse en asesino a sueldo luego de haber sido guerrillero.
Guillermo Arriaga es el guionista mexicano más cotizado del momento. Se define como un cazador que es escritor. Toma todas las precauciones para contratarse: antes de firmar se cerciora que estén presentes todas las cláusulas en el contrato. Un ejemplo: si la película es nominada al Oscar, a Arriaga deben llevarlo con gastos pagados a la ceremonia de entrega. Otro más: el guionista debe estar presente en la promoción de la película y en un cierto número de conferencias de prensa durante las exhibiciones en Festivales. Guillermo Arriaga considera que el guionista mexicano no está valorado, lo que trae un círculo vicioso complejo. Me pregunta: te dejarías operar por un neurólogo que necesita ser taxista durante el día y opera a las doce de la noche en un quirófano improvisado en su casa. Y se responde: los escritores necesitamos tiempo completo para escribir novelas y guiones. No se puede escribir un guión a ratitos, así es imposible que quede bien. Amores perros le llevó tres años.


José Antonio Fernández: ¿De dónde surge Amores perros?
Guillermo Arriaga:
Es una idea que traía desde mucho tiempo atrás. Yo siempre tuve la obsesión de hacer una película con estructura faulkneriana en la que pudiera jugar con los tiempos, las a J.A.F.ósferas y los temas.


J.A.F.: ¿Qué temas querías que estuvieran dentro de la historia?
G.A.:
Mis obsesiones, que siempre están en las historias que escribo. Por ejemplo: de qué manera una persona supera el destino, cómo le hace alguien para ser quien es a pesar de las circunstancias.
En Amores perros todos los personajes siguen puestos en lo que creían. Octavio a pesar del madrazo sigue pensando que debe andar con Susana, Daniel y Valería terminan quedándose juntos y El Chivo (Echevarría) también sigue.
Otra de mis obsesiones son los amores prohibidos, en los que una persona anda con otra por lo que es, no por lo que puede ser. Cuando eres amante de una mujer es porque la amas tal cual, no porque va a ser tu esposa. La amas por ella misma. Se concentra la relación. Y como todo es clandestino y arrebatado, son relaciones muy cualitativas y muy transgresoras.
Siempre existió la idea de que había que reprimir el sexo, pero las nuevas sofisticaciones ideológicas lo que quieren reprimir es el amor. Lo que verdaderamente es subversivo es el amor. Al supuestamente liberarse el sexo, la cogidita se volvió algo represivo.


J.A.F.: ¿Lo que no se ha liberado es el amor?
G.A.:
Los homosexuales son los primeros en sufrirlo, no pueden manifestar su amor. Como decía Carús en La separación de los amantes: ¿por qué una pareja que se ama no puede seguir amándose? ¿Por qué tiene que morirse esa relación, en aras de qué?
Lo plantea Freud: nos reprimimos y nos reprimimos, ¿para? No vivimos mejor. Quizá vivamos más, pero no mejor.


J.A.F.: ¿Crees que se vaya a dar una liberación del amor? ¿Estamos cerca o lejos?
G.A.:
Creo que estamos cerca y lejos. Cerca, porque es tal la degradación del ser humano en estos momentos, que la única esperanza que veo es el amor, no veo otra. El amor y lo que con él se traduce: tolerancia, respeto, comprensión, diálogo, encuentro.


J.A.F.: ¿La infidelidad es una de tus obsesiones?
G.A.:
La infidelidad no, pero la lealtad, sí. El concepto de infidelidad se tiene que redefinir. Yo pienso que tú debes ser leal a tu pareja, y si esa lealtad incluye fidelidad, entonces tendrás que ser fiel, pero si no la incluye no tiene por qué ser amenazante.
En los pueblos polinesios el ser infiel no representa que corras el riesgo de perder el amor de tu pareja.


J.A.F.: ¿Otra obsesión?
G.A.:
La muerte.


J.A.F.: Sé que tuviste problemas del corazón a los veinte años, ¿desde entonces tienes la obsesión?
G.A.:
Desde mucho antes. Yo me defino como un cazador que escribe.


J.A.F.: Eres boxeador aficionado y practicante de múltiples deportes. No tomas, no fumas, nunca le has entrado a la droga.
¿Lo que más te gusta hacer es cazar?
G.A.:
Para mí es fundamental. Mis hermanos cazamos, y yo llegué a la cacería por instinto, no existía ninguna tradición familiar.
Mis papás son parte clave en mi vida. A mí me enseñaron que el dinero vale madres. Siempre me dijeron: tú dedicate a lo que te gusta, y si en eso crees no lo sueltes. Yo me defino más por lo que he dicho que no, que por lo que he dicho que sí. Casi digo que no a todo. Tengo muy claro a dónde quiero llegar.


J.A.F.: ¿A dónde quieres llegar?
G.A.:
A partir de mis problemas del corazón, a los 23 años, me di cuenta que te puedes morir a la edad que sea. Yo pienso que el hombre se define por la obra que realiza. Yo quiero hacer una obra que hable por mí, y que mis hijos puedan decir: a lo mejor nos morimos de hambre pero la obra de mi papá ahí está. Creo que no hay por qué ser condescendiente con uno mismo.


J.A.F.: ¿Tú eres condescendiente?
G.A.:
No, para nada.


J.A.F.: ¿Cuántas versiones de guión hiciste de Amores perros?
G.A.:
36, y llevó ahora 46 de 21 gramos (el guión que preparo ya de la siguiente película que también será dirigida por Alejandro González Iñárritu).
Un párrafo de una novela soy capaz de escribirlo hasta doscientas o trescientas veces.


J.A.F.: ¿A qué hora escribes?
G.A.:
De diez de la noche a cinco de la mañana.


J.A.F.: ¿A qué hora te levantas?
G.A.:
A las diez de la mañana y duermo siesta. Mi temor es que mis hijos siempre piensan que su papá es un hombre dormido.


J.A.F.: ¿Se vive de ser guionista?
G.A.:
Yo me considero más un escritor que un guionista, porque pienso que un guionista es quien pone su oficio al servicio del director, y yo no hago eso.
Yo me considero un escritor que tiene un mundo particular que proponer, y pienso que soy cocreador de la obra. Yo hago esta división arbitraria y me considero un escritor de cine y literatura, un narrador, no un guionista de cine.
Escribo los guiones con el mismo rigor que pongo en mis novelas. Cuido el estilo, los tiempos, los diálogos, los espacios. Apunto indicaciones para poner la escena, pienso en el ritmo de la producción y en los costos.


J.A.F.: ¿Cómo te relacionas con Alejandro González Iñárritu?
G.A.:
Alejandro me llamó porque quería que escribiera una idea suya. Una muy buena idea. Él no me conocía. Yo le agradecí que me hubiera llamado, pero le dije que yo no sabía escribir cosas por encargo. Le sugerí a Carlos Cuarón para que le escribiera ese guión.
Alejandro me preguntó que estaba haciendo en ese momento, y le comenté que escribía un guión que se llamaba Perro negro, perro blanco. Le platiqué la historia y de inmediato me respondió que él le entraba. Confió en mí y yo en él.


J.A.F.: ¿Cómo te contactó González Iñárritu?
G.A.:
Pelayo Gutiérrez le dio un guión mío que se llama Cielo abierto. Al Negro (González Iñárritu) le gustó y entonces me buscó.


J.A.F.: ¿Cielo abierto ya se filmó?
G.A.:
No, lo tiene comprado Altavista, el director propuesto es Gerardo Tort. Yo quería dirigir Cielo abierto, pero el guión ya es de Altavista.


J.A.F.: ¿Qué sensación te dejó la reunión con González Iñárritu?
G.A.:
Cuando conocí a Alejandro sentí que tenía humanidad. Antes de que se filmara Amores perros sabía que iba a ser una gran película. Antes de rodar le dije a Alejandro que él estaba a la altura de los mejores. Me preguntó que cómo lo sabía si todavía no filmábamos un sólo pie. Yo estuve seguro de lo que le dije porque vi la forma en la que trabaja, su seriedad, profundidad, creatividad e inteligencia.


J.A.F.: ¿Cómo trabaja González Iñárritu?
G.A.:
Es un tipo obsesivo y perfeccionista. Tiene la gran virtud de ser muy respetuoso y sabe escuchar. Respetó mi trabajo y los puntos de vista que sostuve.
Alejandro conoció desde el primer tratamiento, empezó a hacer comentarios y fue como un puntal con el que siempre tuve intercambio de opiniones y discusiones para detallar al máximo el guión.


J.A.F.: Hiciste 36 tratamientos.
¿Qué diferencias fundamentales hay entre la versión 1 y la 36?
G.A.:
De la segunda versión para adelante ya no hay mucha diferencia en términos del conjunto de la historia. El segundo tratamiento sí cambió. Eran otro tipo de chavitos los que peleaban los perros. Los cambiamos porque Alejandro sintió floja esa parte y la modifiqué.


J.A.F.: ¿El cruce de vidas, el amarre de las tres historias con el accidente, sí estaba planteado desde la primera versión?
G.A.:
Sí. Yo sufrí un accidente muy feo en carretera. Desde entonces tuve la intención de unir una película con un accidente. Es más, tengo una trilogía de películas que arrancan con un accidente: A cielo abierto, Amores perros y 21 gramos será la tercera. Un accidente pone en contacto a gente que no se conoce y que se vuelve parte de la vida del otro en forma permanente.


J.A.F.: ¿Qué otras obsesiones tienes que incluyes en tus historias?
G.A.:
La ausencia y el peso de los muertos sobre los vivos (que determinan la vida de los personajes).


J.A.F.: En cierta manera, Amores perros es pesimista. Aunque se estrenó en un momento en el que nuesto país vivía momentos de optimismo, Amores perros logró éxito desde el estreno.
G.A.:
Siento que Amores perros es una película paradójica, más que pesimista. Creo que sí tiene un trasfondo de esperanza, que es el amor. Todos los personajes actúan por amor.


J.A.F.: Pero les va mal.
G.A.:
Pero en ningún momento son castigados.


J.A.F.: Me parece que la novia del segundo cuento sí es castigada, y castigada también la pareja.
G.A.:
Yo no soy nada moralista, ni católico.
El escritor no es Dios para castigar a ningún personaje. La película es una visión del ser humano, no de la sociedad mexicana. Yo sí creo que el ser humano es muy paradójico y que tiene una bestialidad a flor de piel. Sólo hay que rascarle tantito, por eso la analogía con los perros.
Pero también creo en la capacidad de amar del ser humano.


J.A.F.: Volvamos a las versiones. ¿Qué significa hacer 36 versiones? ¿Es tardarse un año, un mes, 10 años?
G.A.:
Las 36 versiones de Amores perros las escribí a máquina en una Olivetti 86. Si yo quiero cambiar algo siempre empiezo desde la primera página, desde arriba. En ningún momento recorté y pegué, porque considero que cambiar una palabra puede significar que se transforme todo el sentido de la obra y hay que tener mucho cuidado. Al volverlo a hacer desde el principio captas de nuevo el sentido del conjunto.
Yo me dediqué a escribir Amores perros de 5 a 6 horas diarias durante 3 años.


J.A.F.: ¿Cómo cambia el nombre a Amores perros?
G.A.:
Se llamaba Perro negro, perro blanco. Un día la esposa de Alejandro (María Laria) soñó el título de Amores canijos, y de ahí derivó a Amores perros. El título es de ella.


J.A.F.: ¿Cuál fue el papel de Raúl Olvera en Amores perros? (quien sé que fue alguien muy importante y que considero se le ha dado poco crédito).
G.A.:
Para empezar, Raúl aguantó como socio que el Negro se dedicará por completo a Amores perros. Aguantó moral, amistosa, profesional y económicamente todo. Raúl fue particularmente duro con el guión. A mí me aportó muchas cosas.
Cuando íbamos en la limousine rumbo a los Oscares le dije: ¿qué decías de mi guión, Olvera? ¿No que estaba mal?
Y cuando salimos de los Oscares él me dijo: ya ves Arriaga, te lo dije, si hubiera estado bien aquí traeríamos el Oscar.


J.A.F.: ¿Cuál era su principal crítica al guión?
G.A.:
Decía que le faltaba poesía.
A Raúl Olvera yo lo respeto y lo quiero mucho. Otras personas que nos asesoraron fueron Toño Urrutia, Carlos Cuarón, Mónica Aviña, Caro Rivera, Maru mi esposa y mi hermana Patricia y María Laria.


J.A.F.: ¿Cuál crees que debe de ser la relación de un guionista con el director de una película?
G.A.:
Yo guardo una relación suigéneris. La relación con Alejandro empieza desde la idea hasta las idas a los festivales. Es la relación ideal, cada quien respetando el trabajo y las decisiones del otro. A mí me dejó muy contento el que Alejandro haya supeditado todo para contar la historia.
Por ejemplo, cuando estaba en el set y algo del guión no funcionaba, en ese momento el Negro me llamaba y me pedía discutir la escena. Así detallamos diálogos y puesta en escena. Yo asistía al set y en ese mismo momento trabajábamos juntos para encontrar una solución.


J.A.F.: Hace dos ediciones, apuntamos en la Revista Telemundo que el guión de Amores perros es matemático. ¿Coincides con este análisis? (ver Canal100.com.mx sección Detrás de Cámaras/Revista
Virtual Telemundo).
G.A.:
Sí. Siempre que me preguntan cómo es el trabajo del escritor les digo que es como resolver ecuaciones matemáticas. Para mí es justamente eso: es encontrar la fórmula para que una ecuación dé un mejor resultado. Es hacer las sumas correctas para que el resultado sea el necesario. Crear un guión para mí es una cuestión casi logarítmica, en la que debes revisar qué sucede si cambias el orden de los sumandos.


J.A.F.: Inicia la película con la persecusión. Lo hiciste porque querías atrapar al espectador desde el primer momento. ¿Es, por decirlo así, un truco?
G.A.:
Sí claro.
Hay muchas tradiciones literarias y cinematográficas. Mi tradición está en el verbo, a mí si me interesa contar. Me importa que el cuento
involucre al espectador o al lector, que me digan si mis historias son buenas o malas.
Lo que me interesa es que la gente esté metida en la obra, se emocione y conmueva.


J.A.F.: ¿Estuviste en la postproducción?
G.A.:
No edité, pero sí estuve presente. El Negro me consultaba qué hacer aunque él era el que tomaba las últimas decisiones. De hecho se quitó una escena de la segunda historia y hubo que grabar una voz en off. Yo fui el primero al que le mostró la película terminada.


J.A.F.: Llegaste a un clímax con Amores perros, a un pico de montaña. ¿Qué se siente eso?
G.A.:
Afortunadamente esto me pasa a los 43 años, a sabiendas que son muchas las circunstancias que hacen buena una obra. Creo que debo verlo como un paso más dentro de un conjunto de obra.


J.A.F.: Comparte el sentimiento. Ya fuiste al Oscar, te subiste a una limousine, caminaste por la alfombra roja, tocaron Hollywood (mundo al que pueden pertenecer)...
G.A.:
Es un remolino y afortunadamente yo ya salí a la playa.
Sí se da una gran confusión, porque gente que yo he admirado ahora me habla para decirme que es mi fan y que "ojalá pronto trabajemos juntos".
Una vez que sales a la playa, quedas contento.

Más de lo que dijo Guillermo Arriaga en entrevista
(respuestas concretas en torno a los personajes y la estructura del guión de la película Amores perros)

- Yo creo que en el arte hay que apostar, y apostar todo. Como decía Faulkner: yo prefiero ser contemplado por mis grandes fracasos y no por mis pequeños éxitos. Y una de las apuestas que hice fue hacer de Amores perros una película dialéctica: que tuviera tesis, antítesis y síntesis.
- Quería que la primera historia de Amores perros fuera muy vertiginosa, aireada, con muchos personajes y realizada a la manera de un melodrama realista.
- En la segunda historia utilicé otro género: la pieza (que debe de ser un retrato de la realidad). Y se me ocurrió hacer una pieza absurda, que cambiara el ritmo.
- La intención con la tercera historia de Amores perros es que fuera la más cinematográfica, con un ritmo intermedio, entre encerrado y abierto, y con las dos clases sociales presentadas en las dos historias anteriores.
- Mi intención fue describir al personaje de Emilio Echevarría (el exguerrillero/ asesino a sueldo) con acciones. Prácticamente todas sus intervenciones en el arranque son silenciosas y totalmente cinematográficas.
- Hicimos el ejercicio de mostrar la película sin la historia del centro. Pero el comentario de los que ya la habían visto fue: regresen la segunda historia pero ya. Se perdía el entido del tríptico (que no es algo que haya hecho a propósito, pero que después descubres): en la primera historia no hay padre, en la segunda es el padre que abandona, y en la tercera es el padre que abandonó y quiere regresar. En la primera es un personaje de 20, en la segunda de 40 y en la tercera de 60 años. Y se aprecian en el conjunto los contrastes de vida entre la clase social de Gael, la de la pareja de la segunda historia que vive conflictos banales, y la del exguerrillero que deja todo por un ideal. Esas dinámicas contrastantes enriquecen la película.
- El personaje del exguerrillero sí es el que más me emociona.
- El éxito puede ser tan destructivo como el fracaso. Hay que cuidar los dimes y diretes dentro del equipo antes y después de la filmación. Antes hablaba con mucha confianza con cualquier persona, pero ahora sé que debo medir mis palabras porque puedo lastimar gente con lo que digo si lo publican.
- Al viajar a los festivales descubrí que México es un país que pesa en la cultura mundial. Sí tenemos tema y obsesiones. México no se agota como tema.
- Gabriel García Márques dijo una vez que uno escribe para que lo quieran más. Te puedo decir que la cantidad de gente que conocí y que reconocí fue algo extraordinario. A Amores perros le agradezco los nuevos amigos y que me permitió pararme en un lugar para ver las cosas desde otro punto de vista.
- El Negro y yo siempre trabajamos con la seguridad de que Amores perros iba a ser importante. Como dice el Negro: no era a ver si se puede, es a huevo porque somos chingones. Mucha gente me criticó esa actitud, pero yo me siento bien hoy de tenerla porque la seguridad ayuda mucho.
- Una de las cosas más duras para mí es saber matar Amores perros. Yo ya estoy en otra cosa. El primer consejo de la gente que tiene mucho tiempo en el cine es: next, my friend (a lo siguiente, mi amigo). No te creas ni tantito.


Respuestas exclusivas en canal100.com.mx de Guillermo Arriaga

J.A.F.: ¿Tienes que separarte de Amores perros?
G.A.:
Yo veo a Amores perros hoy como a un hijo que me costó mucho trabajo crear, que le está yendo muy bien, que ya se fue a estudiar fuera a una Universidad, que es completamente independiente de mí, y que de vez en cuando me echa una llamada para ver cómo andamos. Yo ahorita tengo a otro recién nacido (21 gramos), al que tengo que cuidar.


J.A.F.: ¿Cuál es tu opinión de la película Un dulce olor a muerte?
G.A.:
Yo escribí la novela Un dulce olor amuerte, pero el guión de un Dulce olor a muerte con el que hizo el largometraje Gabriel Retes es, para mí, otra obra. Ese guión es de Edna Necoechea. Fui a la filmación de Un dulce olor a muerte un par de veces, todas las sugerencias que les hice me respondieron de mal humor con el "y tú que sabes", y Retes no me peló para nada.


J.A.F.: ¿Qué sientes al ver que Un dulce olor a muerte no obtuvo éxito de público?
G.A.:
Me da tristeza por la película, pero el libro está teniendo mucho éxito. Un dulce olor a muerte se acaba de re-editar en todo América Latina. Se vende hoy en Alemania, España, Holanda, Argentina, Chile, Uruguay y más países.
Me lo están pidiendo para hacer un remake (volver a adaptarlo y filmar otra película).


J.A.F.: ¿Te presiona el triunfo de Amores perros?
J.R.:
Yo creo que ya le pegué con Amores perros y eso me da un nivel que me permite observar las cosas desde muchos ángulos, pero te insisto que pienso que lo importante es el conjunto de la obra.


J.A.F.: Luego del éxito de Amores perros, ¿tardaste en escribir?
J.R.
: Sí. Yo de por si me tardo mucho. Necesito dejar un espacio para recargar.
El proceso de escritura se realiza en el interior, no frente a la máquina de escribir o la computadora. Sí existe ese momento de bloqueo que creo que es como la impotencia, que mientras más quieres que se te pare, no se te para. Pero hay que dejar, está cansado y la energía se recarga.
Hubo momentos difíciles, luego de Amores perros. De hecho, las primeras versiones de 21 gramos, que acabo de releer, son lo peor que he escrito en mi vida. Pero descubrí algo: que en ocasiones uno mismo puede estarse contando la historia y que es posible darte cuenta por dónde no debes seguir. Al Negro (González Iñárritu) le mostré el guión hasta el tratamiento número 25. No se lo di antes porque estaba muy verde. Y con todo al Negro no le gustó. Pero he seguido trabajando y creo que 21 gramos ya camina. Es un guión que apuesta más que Amores perros: en personajes, género y estructura.


J.A.F.: ¿Al Amores perros ser una historia muy matemática consideras que limitó el desarrollo de los personajes (en tanto están al servicio de que la historia encaje)?
G.A.:
Creo que lo matemático no va en contra de los personajes. En lo personal siento que los personajes crecieron. Quería que fueran personajes absolutamente destestables y que sin embargo los siguieras comprendiendo. Son paradójicos. Cuando Gael rompe todo con una gran violencia, lo está haciendo por amor. El personaje de Echevarría a pesar de que es de lo más deleznable que puede existir, terminas entendiendo que es un hombre con un dolor muy profundo. Creo que la estructura matemática no pelea con los personajes. Me parece que esa estructura es parte de un trabajo de rigor.
Yo considero que lo que le falta a la literatura y al cine mexicano es rigor, y yo sí lo busqué en Amores perros.


J.A.F.: ¿Qué hace un escritor para estar en forma?
¿Tuviste que conocer a un asesino a sueldo, asistir a peleas de perros...?
G.A.:
Yo creo que la cualidad básica que debe tener un escritor es mundo interior, lo que significa saber recoger el mundo exterior, procesarlo y regresarlo como una visión particular. Mi virtud, sin parecer presuntuoso, es procesar todo lo que estoy viviendo, observando e imaginando. También la experiencia personal es importante.


J.A.F.: ¿En Amores perros tuviste relación con los actores?
G.A.:
Sí platicaba con ellos, les escribí biografías de los personajes, íbamos a lugares juntos... Emilio me hizo muchísimas preguntas y me dijo que le había gustado el que yo estuviera en los ensayos en donde daba mi perspectiva, siempre con un riguroso respeto al trabajo del Negro. Una de las condiciones era que yo no hablaba si el Negro no me lo preguntaba. Yo pedí respeto para mi trabajo, y lo menos que podía hacer era respetar el trabajo de cada un de los demás.


J.A.F.: ¿Consideras que luego de los últimosos sucesos terroristas de las Torres Gemelas es claro que el cine y la televisión deben bajarle a la violencia?
G.A.:
Yo creo que banalizamos la violencia, y que el cine y la televisión han ayudado mucho a banalizar la violencia. Lo importante para mí es que reflexionemos sobre la violencia.
Un veterano guionista del cine mexicano me dijo que Amores perros era violencia a lo gringo, y le respondí que no estaba de acuerdo porque a los personajes de Amores perros les pesan sus actos violentos y sufren sus consecuencias. En ningún momento se festeja la violencia. Lo que hay que evitar es que veas violencia y salgas de la sala riéndote y sin despeinarte, como sucede en Naranja mecánica. Hoy más que nunca hay que hacer una reflexión sobre la violencia. Los guionistas de cine y televisión deben evitar banalizar la violencia. Mis historias están llenas de sordidez pero no quiero que el pesimismo se quede en el espectador, sino que se dé un diálogo en el que cada quien pueda preguntarse quién es, a dónde va y cuál es su destino como ser humano.
Yo soy una persona optimista, tanto lo soy que tengo más de 20 años dando clases en la universidad. Nunca he hecho televisión comercial, yo sí creo que podemos hacer programas de televisión y películas que pueden ayudar a que el ser humano sea mejor.


J.A.F.: Eres maestro por vocación. El que hayas salido de la Universidad Iberoamericana en medio de un conflicto, ¿te selló, te metió por otro camino?
G.A.:
A mí me dolió mucho salir de la Ibero. Muchos años me vendieron la idea de comprometerme y lo hice, y hasta la fecha tengo tristeza por muchos compañeros que fueron despedidos injustamente y pienso que la Universidad no reflexionó. La gente que se mete a la Academia tienen un deseo enorme de estabilidad, el mundo exterior les provoca ciero temor y prefieren una estabilidad económica por muy bajo que sea el sueldo. Además, tienen la seguridad de que no serán severamente criticados ni por sus colegas ni por los alumnos. Incluso pueden hacer investigaciones que no tengan mayor sentido y hasta ser premiados. Por eso el profesor que es sacado fuera de una universidad es como dejar un pez fuera del agua. Si no hay una razón grande para que eso suceda, no debes echarlo.


J.A.F.: ¿Qué sentiste cuando saliste de la Ibero?
G.A.:
Una enorme tristeza que me pesa hasta la fecha.


J.A.F.: ¿Te sentías seguro dentro de la Ibero?
G.A.:
Siempre creí (y creo) que un maestro que no trabaja en algo fuera de la Universidad implanta la traición dentro de sus alumnos, por eso todos los años siempre hice cosas por fuera. Yo no fui un investigador y no me interesa serlo, soy un docente. Ahora estoy en otra institución que me respeta y me valora (el Tec de Monterrey plantel sur de la ciudad de México).
Hoy pienso que a la Ibero le hubiera convenido y mucho el tener un profesor premiado que ha vivido muchas cosas que no se dan en una universidad. He estado en negociaciones de películas en unos niveles muy distintos. He conocido gente diversa, agentes, todo un mundo del cine muy interesante.
Sí me extrañó que compañeros míos, por mantenerse, firmaran un documento infame luego de que habíamos convivido durante 20 años. Me dolió lo que le pasó a Alberto Almeida (que esta parapléjico y casi muere) por una campaña de prensa en su contra que le afectó muchísimo.


J.A.F.: ¿Cómo son para tí las negociaciones para contratarte como guionista?
G.A.:
Tengo un agente literario a nivel mundial, que es Raquel de la Concha. Y Martha López es mi agente para todo lo que son cursos y conferencias. Ella me ha enseñado a cobrarle a las universidades. Me defiende en serio.
Hoy tengo un par de proyectos en Estados Unidos y eso me lo manejará un agente allá.


J.A.F.: ¿En cuánto anda el rango de cobro de un guionista?
G.A.:
El promedio para un guionista bueno es de 20,000 dlls. Yo puedo cobrar otras cantidades que no se acercan a la realidad de la mayor parte de los escritores de este país.
Y te puedo decir que me han ofrecido más por los derechos de mis novelas que por mis guiones.
Yo lo que les digo a los productores es que no deben invertir un millón y medio de dólares o más en algo que un guionista hizo en sus tiempos libres.
Felipe Erenberg me preguntó alguna vez: ¿tú llevarías a tus hijos con un pediatra que sólo trabaja de noche y ocupa el día para ganar dinero empleándose en cualquier cosa?



Otras
Entrevistas con:
EFD invita a rentar el Kornercrane y vivir una nueva experiencia increble, es el primer cabezal nivelador universal para gras telescpicas
AMTEC promueve Aputure LS 600c Pro, puede reproducir ms del 90 por ciento del espacio de color Rec.2020
GNODE promueve Decodificador D260, ahora admite decodificacin en formato H.265
SISTEMAS Digitales cumple 35 aos, Enrique Gutirrez encontr ritmo y dinmica con servicio y tecnologa de alta confiabilidad
FUJIFILM Mxico promueve FujiFilm X-T5, Sensor X-Trans CMOS 5 HR de 40 MP
PRODUCCIÓN Virtual Sony con Color Casettes, tienen la solucin completa con cmara Sony Venice y pantallas
iP9 Studios son foros extraordinarios y tambin es una enorme locación con pueblito. Tiene todo para series, comerciales, pelculas...
NOMINADOS Finalistas Documentales: 1985, Races Alicia Cervantes, Chile clandestino...
QU me falt preguntar? Talleres para armar Carpetas de Produccin de Cine, solo para proyectos dirigidos a audiencias infantiles y juveniles
DISTINGUIDO por el Festival Pantalla de Cristal, ahora Carlo Ayhlln es galardonado con el premio a Mejor Msica Clsica en los InterContinental Music Awards 2023
LAS 10 Mejores Pelculas de Historias de Amor Imposible: Sunrise, Casablanca, Breve encuentro...
CASA Lemon Studios requiere cambiar, pido regresen con sus ideas arriesgadas y audaces... e inteligentes
CONSUMO de televisión abierta, reporta Ifetel que noticieros, telenovelas, pelculas y deportes son lderes. Les falt incluir realities
ERWIN Neumaier, personaje clave para dar Look Cinematográfico a Las Mañaneras. Agrega poder de comunicacin mayor porque el espectador ve todo
PORTADA: Ceremonia de premiacin del XXV Festival Pantalla de Cristal / 2023
TEMA de la Semana: 25 aos del Festival Pantalla de Cristal, nico en el mundo que premia 8 categoras, ms Mediometrajes
PERSONAJE de la Semana: Ganadores de Pantalla de Cristal marcan el paso de la industria audiovisual en Mxico y Amrica Latina
CAMPAA de la Semana: Nominados Finalistas categora Anuncios de Televisin/Internet - Festival Pantalla de Cristal 2023
IDEAS para producir de El Marqus de Miramar: Las celebraciones ms curiosas de Nominados y Ganadores del Festival Pantalla de Cristal
EN CLAVE de H, por GuaPur: prepara ya su pelcula No-Muro para que compita en el Festival Pantalla de Cristal 2024
67 por ciento opina: es muy buena idea producir una serie que se llame Amores en el Tren Maya
ALEJANDRO Pelayo es el Bigrafo Audiovisual del Cine Mexicano. Su pelcula La Vspera debera ser vista por toda la gente de la poltica
INTERNET s conquista, es un hecho sin discusin. Son demasiados sus encantos
ENCUESTAS y estrategias publicitarias de candidatos. Sugerencias a publicistas
007 y su realismo de fantasa inventan Desfile en Mxico de Da de Muertos, la realidad hace suya la ficcin
RATINGNMETRO: Minas de pasin Nmero 1 en Top 5 de programas ms vistos en Mxico
TAQUILLMETRO: Dos pelculas mexicanas en Top diez de taquilla. Radical, Seora Influencer
EFD renta lentes Vespid Prime de DZOFILM, Ideales para uso con cardn y drones
GRUPO Lighting promueve Cineo Lighting, diseos compactos y porttiles
FUJIFILM Mxico promueve cmara Fujifilm X-S20, procesamiento de imgenes y videos de alta velocidad
CTT tiene a la renta Combinaciones-Paquetes de Cmara con ARRI, Sony, RED...
GNODE promueve Hollyland Mars M1, soluciones de fuente de energa flexible
VIDEOSTAFF promueve luminaria Godox FV150, monolight que es flash y luz continua
CINETEC promueve EASY RIDER Panther, puede ser operado por dos personas
TEKNOMRICA promueve Haivision, transmisin de video streaming con baja latencia
TECNO Planet promueve DJI Mini 4 Pro, poderoso dron capacidad de grabar en D-Log M a 10 bits
VIRTUAL Media promueve AJA Video Systems: miniconvertidores, cmaras, enrutamiento, produccin remota...
SISTEMAS Digitales en Audio y video celebra su primeros 35 aos. Es distribuidor de Ross, Panasonic, Yamaha...
AMTEC promueve Aputure LS 600c Pro, tiene una precisin de color excepcional
PELCULAS de comedia romntica del nuevo cine mexicano hacen ms taquilla a partir de Nosotros los Nobles
EFD renta luminaria FreeStyle 21 de Kino Flo, Su luz puede atenuarse del 100 al 0
PRODUCCIN Virtual con cmara Sony Venice, es lo de hoy. Promueven Sony y Color Cassettes
CINETEC promueve SkyPanel X ARRI, solucin de iluminacin para todo clima
NOMINADOS Finalistas / Mejor Fotografa Festival Pantalla de Cristal 2023
AMTEC promueve Blackmagic Pocket Cinema Camera 6K Pro, filtros de densidad neutra motorizados
CTT renta Zoom Optimo Ultra 12x Angenieux, diseño óptico y mecánico totalmente nuevo
VIDEOSTAFF promueve Estabilizador Zhiyun CRANE 4, control del obturador por Bluetooth
CINETEC promueve Gran Batería / Planta de Energía Portable Electric
TEKNOMÉRICA promueve Switcher Roland VR-400UHD: la solución definitiva para tus necesidades de producción de video
EFD renta luminaria Pipe Wide 44, es a pueba de polvo y puede sumergirse bajo el agua

Votación Sondeo
Lograr la Seleccin de Mxico el Campeonato de la Copa Amrica en 2024?

  • S conseguir ser Campen, puede ganarle a Brasil, Argentina y Estados Unidos

  • No lo creo, Argentina y Brasil son imbatibles

  •  

           



       
     Secci�n Revista Virtual Telemundo Entrevistas