EDF EDF Escape STD

Sigue a RevistaPantalla.com en:  






















Pedro Torres.
Big Brother no es para ver desnudos, sexo y orgías
Publicada en la Revista no. 64 el 01 de abril 2002
compartir2409

Por José Antonio Fernández Fernández

Le sugerimos también leer la entrevista con:
- Pedro Torres, en la que cuenta cómo se inició como director de comerciales de televisión

Recomendamos consulte otras entrevistas publicadas anteriormente en la Revista Telemundo:


Diego Pernía
Enrique Gibert

Ana María Olabuenaga

Carlos Alazraki

Craig Davis
Alvar Suñol

Pepe Becker

Simón Bross
Roberto Gaudelli

Sergio Zyman

Héctor Fernández

Eulalio Ferrer

José Luis Betancourt
Jaime Prieto
Santiago Pando

Martha Sosa
Willy Sousa
Simón Bross
Alejandro González Iñárritu
Raúl Olvera
Alejandro Lozano

Pedro Torres, uno de los más grandes directores de comerciales y videoclips que ha dado México, tiene el don de hacer que cualquier producto, marca, compañía, institución o personaje se vean grandiosos en pantalla. Sus imágenes, siempre llenas de producción, pueden hacer lucir hasta el delirio al protagonista. Torres es amante de la tecnología, su gusto por la calidad y las imágenes extraordinarias no tiene límite.
Pedro Torres recibió en octubre del 2001 el Premio Volcán, máximo galardón otorgado por el Festival Pantalla de Cristal en reconocimiento a toda una trayectoria, que en su caso es de 23 años manteniéndose vigente como director y fotógrafo de comerciales, videoclips, documentales, películas y producciones especiales que siempre han tenido el sello de la innovación y la más alta calidad de imagen.
Ha producido más de 2,500 comerciales y hoy está al frente del proyecto más controvertido de la televisión en México: Big Brother.

José Antonio Fernández: Tu vida cambió hace seis años.
Pedro Torres: Radicalmente. Me casé hace seis años (justo dos días después de que me hiciste una entrevista). Creo que ya había tenido bastantes años de "rock and roll". Pensé que no me iba a llegar el tiempo de sentar cabeza, pero hoy te puedo decir que estoy muy felizmente casado y continúo teniendo muchas ilusiones y metas que vencer en mi vida. Hoy sigo con planes y retos, como este proyecto de Big Brother en el que estoy metido a fondo.

J.A.F.: ¿Por qué se dio en tí ese cambio hace seis años?
P.T.: En mí, el amor y las mujeres han marcado épocas. Con esta gran mujer (Aléxica) con la que estoy casado, se plantearon metas y valores muy diferentes en mi vida. Ya la edad no es la misma y los excesos tampoco pueden ser los mismos. Por eso tomé una serie de consideraciones que me han llevado a una recuperación total en todos los sentidos: manera de vivir, sentir, consumir, comer... Hice cambios en todos mis hábitos que me dieron muy buen resultado. Al cabo de un año de haberme casado con Aléxica comencé a ver la vida de otra forma, y fue increíble como mi empresa tomó un nuevo aire impulsado por los cambios en mi persona. Yo creo que transpiras a tus compañeros y colaboradores si estás bien o mal, y sí estás bien les comunicas ese espíritu. Me metí a jugar golf. Hoy me gusta levantarme y caminar por un campo de golf y sentir que los ruidos de las siete de la mañana son distintos. Lo más importante hoy para mí, es el amor.

J.A.F.: El país cambia, ¿crees que la publicidad está cambiando también?
P.T.: Yo no veo que se esté dando un gran destape de la publicidad en México. Pienso que va avanzando poco a poco de acuerdo a la tendencia mundial, con su tiempo de retraso. Más bien creo que están cambiando las cabezas creativas, la nueva generación de jóvenes que vienen empujando muy fuerte. Yo me he rodeado en mi compañía (Filmmates) de jóvenes directores que sí han hecho que el reel (el muestrario de comerciales) de la empresa se vea diferente.

J.A.F.: ¿Sí consideras que la publicidad mexicana tiene un tiempo de retraso en comparación con otros países?
P.T.: Sí, sí. Hay muchos temas que todavía no se tratan tan abiertamente en la publicidad en México, como lo hacen en Francia, España y otros países. Y lo ves en la televisión también, falta avanzar más.

J.A.F.: ¿Qué le hace falta a la publicidad mexicana?
P.T.: Seguir madurando, nada más. No veo porque apurarnos tanto. No debemos ilusionarnos con grandes cambios de un día para el otro. Cuando llegó el señor Fox muchos pensaron que las cosas cambiarían en ese momento, pero todo lleva su tiempo.
Por lo que respecta a la calidad de los comerciales mexicanos, estamos en el mejor nivel y competimos con cualquiera. En México contamos con enseres técnológicos y directores de fotografía de altura mundial.

J.A.F.: Hoy tu empresa va bien y aceptas encabezar el proyecto Big Brother que ocupa todo tu tiempo.
¿Por qué aceptas ser el director de Big Brother?
P.T.:
Mi empresa va muy bien y eso me permite entrar a este proyecto. Cuento con una gran colaboradora que es Silvia Sánchez y un gran productor que es Hugo Kiel, en los que puedo depositar los 20 años de trabajo de mi compañía. Por eso hoy tengo la oportunidad de decirme: "Pedro, éntrale a Big Brother". Yo he realizado más de 2,500 comerciales, llevo más de 20 años con la misma empresa y el mismo teléfono (en mi número telefónico es en lo que he sido más consistente en mi vida). He hecho practicamente todos los géneros de la producción: comerciales, videoclips, infomerciales y uno que otro largometraje. Me he acercado al cabaret, al teatro, a la revista musical y los conciertos en vivo, y he trabajado durante muchos años para Televisa como proveedor de anuncios, imagen corporativa y programas especiales internos.
Lo que me hacía falta era producir televisión para el público, para la gente, y eso es justamente el proyecto Big Brother.

J.A.F.: ¿Cómo te proponen el proyecto Big Brother?
P.T.:
El año pasado yo estaba de vacaciones con mi familia por Europa, cuando me llamaron el señor Azcárraga Jean y José Bastón. Me invitaron a que me diera una vueltecita por Inglaterra para conocer la casa de Big Brother y después a Holanda para hablar con el equipo que inventó el proyecto.
Hablé con los de Big Brother y me gustó mucho su idea. Yo ya conocía Big Brother porque lo había visto en España y en Estados Unidos vía CBS. Me interesé por la interacción del programa. Cuando llegué a México yo ya estaba alborotado. Era mi oportunidad de participar en un proyecto en forma independiente. Endemol, Holanda, no vende formatos sino produce formatos. Televisa quiso comprar para producir, pero Endemol no aceptó. Pero como Televisa también es productora, decidieron formar Endemol México, una empresa independiente. Yo me entrevisté en México y en Holanda y me seleccionaron para ser el director del proyecto. Ellos saben que continúo con mi compañía Filmmates.

J.A.F.: ¿Qué te atrae del proyecto Big Brother?
P.T.: Tú sabes que yo tengo una gran debilidad por la la tecnología. Es mi gran coco en la vida.
Para mí tener la oportunidad de montar un desarrollo tecnológico como este, es extraordinaria. Y además, el trabajo de sintetizar en un programa especial cada noche lo que pasa durante las 24 horas en la casa de Big Brother, significa un reto enorme.
En Big Brother tenemos 800 horas de imagen cada día, y necesitamos salir al aire cada noche con 22 minutos que sean entendibles y atractivos para el público. Yo estaba acostumbrado a realizar 30 segundos por día.
Mi primer reto fue pensar cómo hago para limitar la posibilidad de grabación. Con 40 cámaras se da oportunidad de obtener 800 horas diarias. Entonces limitamos a 96 horas de grabación por día, y de esas 96 hay que contar la historia de Big Brother para que el público la comprenda y se interese. Creo que Big Brother para mí es el show de la limitación: de la cantidad de horas, de las emociones, de la trivia, de las historias de cada uno de los participantes... Tenemos que decidir si es más importante la conversación en la sala, el juego en el jardín, el chapuzón en la alberca o la ordeña de la vaca. Nosotros tenemos que escoger actividades para ponerlas al aire en vivo. Hay que seleccionar de las 96 horas grabadas para armar un programa de 22 minutos.

J.A.F.: ¿Cómo intervienen las políticas de Televisa, las de Endemol, las de Big Brother, la censura y la ética para saber qué escenas seleccionar y llevarlas al público?
P.T.:
Antes que nada tú sabes que yo soy una gente que aprecio las cosas de buen gusto. Yo voy a hacer un programa (Big Brother) de buen gusto. No por eso quiere decir que haya cosas fuertes que no puedan mostrarse. La política de Televisa es la libertad total. Creo que es importante decir que Televisa está dando un vuelco con esta nueva generación de líderes que tiene, y esta libertad la vemos claramente con la contratación de Aristegui, Solórzano, Brozo, Aguilar Camín y el proyecto Big Brother.
Televisa está en una búsqueda de nuevos esquemas. Tú sabes que grandes cadenas como NBC y CBS producen sólo un 40% de sus programas, lo demás lo contratan a productores independientes que de alguna manera provocan que florezca la industria de la televisión. Hoy en México hay muchas productoras de comerciales y muy pocas productoras de televisión. Ya Argos, de Epigmenio Ibarra, se muestra como productora independiente con muchos éxitos pero con demasiados obstáculos. Yo veo que hoy Endemol, como productora independiente, va a marcar línea en este nuevo concepto de Televisa de incorporar productoras independientes.

J.A.F.: ¿Endemol México se creó sólo para hacer Big Brother?
P.T.:
No, nosotros tenemos 450 formatos distintos de proyectos que son propiedad de la empresa (Endemol). Este año estamos presentando ya 4 nuevos proyectos a Televisa, que son All you need it is love, Operación Triunfo y Frigth Factor. Veremos cuál sigue. A mí me encantaría Operación triunfo, que es un concepto en el que se buscan y hacen cantantes.
Pero volviendo al tema de la política, yo te puedo decir que quien nos marca la línea no es ni Televisa ni Endemol, sino la ley. Ahí están los límites, ahí nos dicen qué podemos transmitir a las ocho y media de la noche. Para mí lo importante es que impere el buen gusto.

J.A.F.: ¿Y en el caso de Sky?
P.T.:
Recuerda que es muy diferente estar en vivo y en directo que realizar un programa especial editado todas las noches. En Sky ves 96 horas en vivo cada día por cuatro canales. Son las mismas horas que yo uso para el programa especial. Yo favorezco en el especial la historia narrativa. En Sky es otra cosa, si a alguien le disgusta Big Brother lo puede bloquear. Pienso que en televisión de paga todos somos libres de decidir qué ver y qué eliminar.

J.A.F.: ¿Qué te apasiona de Big Brother como contenido?
P.T.:
A mí me gusta el que doce personas se conozcan de esa forma dentro de la casa Big Brother. Y te doy un ejemplo: tengo años de conocerte pero sé poco de tu vida. Dentro de una casa como la del proyecto podría escarbar más en tu historia, que tú supieras más de mis hermanos, de mis padres y de mil cosas más. Si de manera voluntaria hay empatía entre las personas, en Big Brother te puedes conocer a lo largo de los días de manera muy profunda. Este es el fenómeno que a mí más me llama la atención. En Big Brother reunimos a personas entre 21 y 36 años, 7 son de provincia. Van a convivir todos los días y a compartir la sal y la pimienta las 24 horas. Yo quiero saber cómo van a construir esa convivencia, a hacer el trabajo en equipo, cómo van a surgir amistades y ojalá veamos romances (que es lo que siempre le gusta más a la gente).

J.A.F.: ¿El fomato de Big Brother está enriquecido por las ideas nacidas aquí en México?
P.T.:
El formato es el original del Big Brother de hace dos años, que se ha enriquecido con las experiencias de los 20 países en los que se ha realizado y las ideas que muchísima gente ha aportado para hacerlo mejor. Se produjo primero en Holanda, luego en Bélgica y Alemania, y después en España, país que aportó mucho a Big Brother. En cada país debemos hacer nuestro documento y ellos van incorporando las fórmulas a la biblia de Big Brother para mejorarlo. Es una biblia viva. Lo importante es tropicalizar el proyecto.

J.A.F.: ¿Cómo mexicanizas Big Brother?
P.T.:
Con lo que más se mexicaniza es con los participantes. Por ejemplo, yo traje a mi director de arte, que es Carlos Herrera, que ha trabajado 20 años conmigo en comerciales de televisión, y le pedí que decoráramos la casa con mucho color, bajo una propuesta muy juvenil que no hiciera referencia a nadie de ellos. Yo no quise que los del norte o el sur se sintieran en su casa, ni que se viera una casa muy mexicana. La intención fue presentar un ambiente de casa que la identificara como la casa de Big Brother, que no se parece a las casas donde vive la gente. Es una propuesta estética. Puse mucho color porque son muchos días y quiero una casa alegre. Es una casa locochona y juvenil, dirigida al auditorio que queremos que son los jóvenes.

J.A.F.: ¿Les dieron el vestuario y transformaron la imagen (corte de pelo) de los jóvenes que participan en Big Brother?
P.T.:
Ellos se visten con su ropa. Fue su selección. Antes del inicio del show les dimos un entrenamiento de tres días para que aprendieran a dar mantenimiento a la casa. Les enseñamos cómo limpiar las ventanas (que detrás tienen cámaras de televisión), los lentes de las cámaras, cómo cambiar lámparas de luz y las pilas de los micrófonos, cómo ordeñar la vaca y limpiar la piscina. Además les dimos un libro de reglas de comportamiento dentro de la casa. La regla número uno es no violencia física y no agresión innecesaria. Pueden darse discusiones pero se prohíbe la ofensa por la ofensa misma. Le sacamos fotografías para la prensa con algún retoque, pero su esencia no se las vamos a cambiar en lo más mínimo. No buscamos que sean artistas ni cantantes, ellos deben presentarse como son, con sus gustos.

J.A.F.: Cuando se dio a conocer el proyecto Big Brother vi una campaña publicitaria audaz y centrada en despertar un cierto morbo en el público, y después de muchos ataques cambiaste la campaña por otra idea en la que se destacó más lo humano del proyecto. ¿Cambiaste por los ataques? ¿Se equivocaron con el tono de la primera campaña publicitaria?
P.T.:
No. Todo obedeció a una estrategia, y te la puedo enseñar. La campaña la iniciamos en el mes de octubre del 2001 y las etapas nos están funcionando matemáticamente. Nosotros sabemos perfectamente lo que está sucediendo en México. Lo que aquí pasa se ha repetido en otros países, igual en Grecia, que en Alemania o Polonia. En Argentina se opusieron los intelectuales y la izquierda, en Grecia fue la Iglesia, y aquí en México son dos grupos (A favor de los mejor y la Asociación de Padres de Familia), con los que no estoy de acuerdo en todo pero con quienes comparto muchas de sus preocupaciones.
Tuvimos que acelerar el proyecto Big Brother porque no quisimos que se empatara con el Mundial. Nuestra estrategia inicial fue posicionar una marca (Big Brother) y, al mismo tiempo, convocar a miles de jóvenes para que se incribieran. Y nuestra campaña tuvo un gran éxito, tanto que batimos récord de inscritos con más de 150,000 personas. Sabíamos que con nuestra campaña (que fue muy agresiva, frontal y fuerte) las inquietudes de ciertos sectores de la sociedad se iban a destapar de manera más rápida (que igual se hubieran destapado con otro tipo de campaña, porque Big Brother es ver la intimidad de doce personas las 24 horas del día y eso a mucha gente le choca).

J.A.F.: ¿Tú dirigiste la campaña?
P.T.:
No, es una campaña hecha por la empresa (Media Mitz) de Salvador Alanís, con la creatividad de Alfonso Ochoa, Alex Balaz y Jorge Bobadilla, y la dirección de los anuncios fue de Fausto Terán. Para esta campaña yo he jugado el papel de cliente.

J.A.F.: ¿Estás satisfecho con la campaña?
P.T.:
Es todo un éxito. La marca Big Brother ya está presente. La gente sabe de memoria que son 106 días, 60 micrófonos, cuarenta cámaras y doce personas.
La campaña tuvo muchos riesgos al mostrar a jóvenes totalmente desinhibidos. Sabíamos que surgirían grupos de oposición, pero no contábamos con que le dedicarían tanto tiempo y esfuerzos para crear una contracampaña.
Con Francisco González Garza y Lorenzo Servitje (de A Favor de lo mejor) hemos tenido muchísimas reuniones. Los conozco muy bien desde hace muchos años. Los respeto pero no comparto sus opiniones sobre Big Brother. Yo admiro a la empresa Bimbo (de Lorenzo Servitje) y la gran labor social que hace.

J.A.F.: ¿En qué no estás de acuerdo con los grupos que se oponen a Big Brother?
P.T.:
Yo pienso que ante la expectativa que generó la campaña inicial de Big Brother, ellos se darán cuenta, conforme vean el programa al aire, que no es lo que pensaron. Me parece que la publicidad es un arma estratégica y nosotros jugamos con sus posibilidades. No creo que hayamos mentido al mostrar a jóvenes desinhibidos en la primera etapa de campaña, porque son actitudes que sí pueden darse dentro de la casa de Big Brother.
Lo importante es que también en pantalla estarán los valores que son los que van a prevalecer dentro de la casa Big Brother, que son: la amistad, el trabajo en equipo, la libertad de expresión y la tolerancia.
Para que la casa funcione y puedan vivir dentro de ella con la mayor calidad, tienen que ser tolerantes, trabajar en equipo, ser amigos y expresarse con libertad. Esto es Big Brother. Está lleno de tópicos de conversación cotidiana, tareas diarias y semanales, tolerancias para usar baño, cocina y espacios, organización para que funcione la casa y convivir. Los que están en Big Brother no tienen mas que el alma que terminarán por desnudar cotidianamente. Surgirán alianzas, conflictos, noviazgos y enemigos dentro de la casa.

J.A.F.: Estamos a unos días que salga al aire Big Brother, juguemos con el pronóstico. ¿Qué crees que suceda con los opositores de Big Brother una vez que el proyecto esté en el aire?
P.T.:
A la primera semana se darán cuenta de que el formato no es para ver desnudos, sexo y orgías. Te puedo decir que nunca ha habido orgías en ninguno de los países donde se ha realizado antes, y el sexo se ha dado sólo en algunas ocasiones. Estas asociaciones se han empeñado en buscar algo tremendo en Big Brother, pero no lo van a encontrar. La discusión ha favorecido la audiencia por el interés, la curiosidad y hasta el morbo.
Yo creo que Big Brother es sólo un reflejo de cierta parte de la sociedad. No somos pretensiosos, no pensamos que Big Brother muestre cómo es todo México. Lo que veremos en Big Brother es cómo se va fortaleciendo el espíritu de lucha de los jóvenes.

25 respuestas de Pedro Torres exclusivas para Canal 100.com.mx

1. Big Brother está generando una discusión a nivel nacional en torno a la Ley de Radio y Televisión, que es una ley ambigua y anacrónica.
2. Big Brother es un entretenimiento diferente para la gente, es el género de la telenovela documental.
3. Los participantes deberán tener una actitud que los lleve a permanecer dentro de la casa. Y veremos cómo algunos lucharán más para que no sean expulsados de la casa.
4. En Big Brother aprenderemos a ver a gente sin máscaras, porque ni el mejor actor del mundo puede aguantar actuando 106 días continuamente. Según los psicólogos,
a los 2 ó 3 días perderán el contacto con las cámaras robóticas.
5. Mi apuesta es que Big Brother tenga mucha audiencia. Han entrado muchos anunciantes.
6. Big Brother es una apuesta al riesgo, y en el riesgo está el trascender.
7. Yo estoy muy contento, no he dudado el estar dirigiendo Big Brtother. Me siento arropado. Me está gustando esta nueva faceta de hacer televisión. Creo que en el futuro, como sucedió en los sesentas y los setentas, las agencias de publicidad entraran en alguna medida a producir televisión nuevamente.
8. En Big Brother no hay guión, es la gran diferencia. Lo único previsto son las tareas que deben desempeñar los inquilinos, y ahí si los puedes llevar a ciertos estados de ánimo.
9. El primer filtro para seleccionar a los 12 de entre 152,000 fue electrónico: quedaron fuera los menores de 21 años, los que no podían dejar su trabajo y lo que tenían dependientes económicos. Ahí se eliminó el 60% de los inscritos.
10. Quisimos inquilinos mayores de 21 años para que los participantes tuvieran una historia que contar. Buscamos seleccionar a gente que tuviera historias de vida. Vidas simples con momentos de historias extraordinarias.
11. Hoy, a 7 días de salir al aire, hay todavía 30 preseleccionados. En un momento más decidiremos en un Comité a los doce. Yo ya tengo mis doce.
12. Los participantes pueden salir de la casa en el momento que lo deseen, y Big Brother tiene el derecho de sustituir a esa persona. Está previsto en nuestro reglamento. En la mayoría de los países siempre han salido uno ó dos.
13. Y también Big Brother tiene el derecho de expulsarlos si violan el reglamento de manera flagrante. Hasta el día 70 podemos sustituir a algún participante.
14. El confesionario es la parte clave del proyecto. Es la voz de la producción y de la audiencia. Ahí reciben las tareas y tienen contacto con el psicólogo. Pueden ahí recibir alguna llamada telefónica, como premio por haber cumplido con sus labores.
El confesionario está aislado (cien por ciento) del resto de la casa. Ahí se pueden desahogar sin temor de que los escuchen sus compañeros.
15. Mi reto como director es entender que no estoy haciendo un comercial de 30 segundos, sino un programa de televisión que será visto masivamente a las 8 de la noche. Me estoy metiendo obsesivamente a trabajar hasta la madrugada para encontrar la fórmula de contar la historia.
16. En Big Brother es el primer país en el que se utilizan 4 sistemas de edición no-lineal Avid ingestando 96 horas diarias. Es una gran aportación al formato. Lo platiqué mucho con el Ingeniero Elías Rodríguez y con Jaime Tovar. Los holandeses no querían, pero lo discutimos y los instalamos.
17. El proyecto está costando más de diez millones de dólares. Construimos un canal de televisión completo.
18. El contrato de Big Brother está por cinco años. En Alemania ya va en su cuarta versión. La esencia es la misma pero se le van encontrando variaciones. No hay duda de que la televisión real pasará de moda, y por eso hay que encontrar fórmulas distintas.
19. Big Brother es la vida en directo.
20. Si aquí tuviera enfrente a los opositores, les diría que se den chance de vivir una nueva experiencia de televisión y lo juzguen cuando esté al aire.
21. A los que han apoyado Big Brother, les diría que los 200 que estamos detrás de cámaras y los 12 inquilinos le entregamos todos los días el alma y el corazón para realizarlo de la mejor manera posible, para conseguir una forma de entretenimiento.
22. Al término de las experiencias en otros países, te puedo decir que los últimos días de Big Brother han cerrado con picos de share de hasta del 90% (que significa que de cada 10 televisores encendidos, 9 llegan a ver las finales de Big Brother).
23. Que nadie se espante, Big Brother es el inicio de la nueva televisión.
24. La preocupación mayor de los grupos de A favor de lo mejor y de los Padres de Familia es que si Big Brother es el principio, ¿qué viene después? Y pienso que vendrá lo que tiene que venir.
25. Al terminar Big Brother buscaremos producir Operación Triunfo.

 

 

 

 




Otras
Entrevistas con:
RATINGNÓMETRO: Las Estrellas domina el Top 5 de programas más vistos en México
TAQUILLÓMETRO: Una del Top 10 es mexicana. No manches Frida 2
ENDEMOL Shine Boomdog y Televisa traen a México The masked singer
ES posible integrar SPR-Canal 14 con el Imer
EN CLAVE de H, por GuaPur: 100 partidos de beis y una duda en la frontera
TIENEN sus favoritas las OTTs, son las series
YAMAHA QL1, consola capacitada para operar vía Flujo IP. Distribuye Magnum
TITAN diseña, equipa y da mantenimiento a salas Dolby Atmos
GRÚAS CamMate para todo tipo de producción. Renta Umpeq
GORILLA Group proveedor preferido en Netflix. incorpora DaVinci Resolve Studio
EXCELENCIA distribuye TVU, cuenta con aplicación para transmisión en vivo desde un celular...
CINETEC distribuye ARRI SkyPanel, proyecta luz muy agradable con múltiples colores
COLOR Cassettes distribuye cámaras Alpha Sony, enfoque automático instantáneo
TIENDAS VideoStaff distribuyen estabilizador electrónico ZhiYun
VIDEO/entrevista con Julio Fernández, CEO de CineTransformer
TUBOS Kino Flo FreeStyle, cuentan con sistema de liberación rápida. Promueve Amtec
MICRÓFONO Lavalier Shure WL 185, resistente y discreto
PLAN de Produción de Sebastian del Amo, busca coproductores
STREAMING Punto Ti, aseguran transmisión estable y segura
EQUIPOS Blackmagic para el proceso de producción y postproducción. Distribuye Excelencia
LENTES Rokinon para cámaras DSRL y cinematografía digital. Distribuye Amtec
JESSICA Pantoja realiza fotografía de la película Manners of Dying con cámara Arri Alexa Studio y lentes Kowa Anamórficos
MONITOR para el set con nueva tecnología LEDs Sony. Distribuye Color Cassettes
NETFLIX pagará impuesto especial en México para 2020, hoy compite con ventaja
CONSECUENCIAS de reducir el gasto publicitario del Estado Mexicano, comenta Esteinou
CANALES 11 y 22 tienen defensa propia para seguir su trayectoria, Canal 14 SPR podría ser el Canal de los Jóvenes
TEMA de la Semana: internet podría ser gratis para todos en un futuro cercano
PERSONAJE de la Semana: Jim McNamara alerta, hay que tener nuevas estrategias ante los cambios en la industria audiovisual
CAMPAÑA de la Semana: precandidatos a Presidencia de EU arrancan con dichos y dicharachos para derrotar a Trump
IDEAS para producir de El Marqués de Miramar: por qué grandes marcas siguen confiando en tele abierta
EN CLAVE de H, por GuaPur: en película No-Muro, AMLO preguntaría a Jorge Ramos
NAB: presenta Panasonic su nueva cámara CX350 4K, conectividad a internet
NAB: cámara Arri Alexa Mini LF con sensor de gran formato. La distribuye Cinetec
CANAL del Congreso con nuevo equipo pero con falta de apoyo de los grupos parlamentarios. ¡No, a que salga del aire!
ESTRENA equipo Cámara de Diputados para comunicación interna, es Proyecto de VideoDepot
NUEVO compartimiento-base para utilizar 2 baterías con la cámara Pocket Blackmagic
ENTREVISTA con Robb Blumenreder, especialista Sennheiser, da tips de audio para video
EXTENSIÓN Sony Venice mantiene intactos los atributos de la cámara. Distribuye Color Cassettes
LABORATORIO de Lentes Umpeq, servicio de mantenimiento, reparación y capacitación
SIMPLY 10, grabador digital para hasta 10 USBs. Promueve Excelencia
ALFONSO Cuarón es genio del cine. En Hollywood seguro que lo envidian, a la buena
MODELO mexicano, el ideal para que sigan desarrollándose los medios públicos de nuestro país
50 por ciento opina: Fernanda Castillo haría un buen papel interpretando a Irma Serrano
FER Medellín, artista de etalonaje de película La Gran Promesa, matiza intención por cada época y país
RATINGNÓMETRO: Ringo, la pelea de su vida, Número 1 del Top 5 de programas más vistos en México
TAQUILLÓMETRO: Una del Top 10 es mexicana. Las Niñas Bien
RAQUEL Menor es la Productora Revelación del Festival de Cine en Guadalajara 2019
QUÉ modelo deben seguir los medios públicos en México
IDEAS para producir de El Marqués de Miramar: publicidad en canales de televisión abierta
EN CLAVE de H, por GuaPur: Productor de Lentes Oscuros se siente poseído por Fellini

Votación Sondeo
¿Será gratis internet en el futuro, patrocinado por marcas publicitarias?

  • Puede ser, sería un beneficio para la publicidad y para toda la población

  • No lo creo, no hay cómo mantenerlo y se perdería una parte del negocio para las telecom

  •  

           


    Cinetec STD CTT

       
     Sección Revista Virtual Telemundo Entrevistas