Videostaff STD Anice STD

Sigue a RevistaPantalla.com en:  






















Andrés Bustamente
Intento hacer un humor dirigido a la mente no al estómago
Publicada en la Revista no. 63 el 01 de febrero 2002
compartir2321

Para complementar esta entrevista, le recomendamos también consultar la entrevista publicada anteriormente en la Revista Telemundo:
- Entrevista con Andrés Bustamante, en la que cuenta de sus inicios como comediante.

Andrés Bustamante es el comediante más ingenioso y original de la década de los noventa. Su humor sorprende por imaginativo. Artista muy fino, seguido por chicos y grandes de todos los estratos sociales y respetado por colegas y público, vive hoy un suceso extraordinario: a Ponchito, su personaje más conocido, se le hizo un sueño realidad y Andrés Bustamante carga ahora con el paquete.
Resulta que Ponchito por años presumió ser dueño de Ponchivisión, una supuesta cadena de televisión muy importante. Por años Ponchivisión sólo fue un nombre que formaba parte de los chistes del personaje. Al pasar el tiempo se convirtió en un logotipo que fue colocado en micrófonos. De logotipo se transformó en un gafete que permitió a Ponchito realizar reportajes igual en oficinas resguardadas por rudos policías, que en estadios olímpicos y mundialistas.
Y llegó un día, como dice la frase hecha de los cuentos infantiles, que Ponchivisión se convirtió en todo un canal de televisión dedicado al humor. Una señal que apenas inicia, que Ponchito presume y que es la mayor aventura en la vida de Andrés Bustamante.

José Antonio Fernández: ¿Cuál es tu concepto de libertad?
Andrés Bustamante:
Para mí es muy amplio porque tiene implicaciones de todo tipo.
El concepto de libertad tiene que ver, fundamentalmente, con la creatividad. Para poder ser creativo necesitas tener libertad. Si no tienes libertad, constantemente te encontrarás con obstáculos, en el mejor de los casos, o con paredes, en el peor, que no te permiten avanzar hacia donde tú quieres (sin importar que estés bien o mal).
La creatividad no tiene que ver con hacer las cosas bien o mal, tiene que ver con expander la imaginación y llevar más allá lo que uno ha pensado. Se trata de poner en práctica los pensamientos. Con la mente uno puede ser enormemente libre, pero para hacer reales los pensamientos es necesario realizar ciertas acciones y para ello requieres libertad.
Yo tengo una extraordinaria admiración por Leonardo Da Vinci quien trabajaba con una enorme libertad de pensamiento, aunque no pudo llevar a cabo muchos de sus inventos porque no existían las herramientas para hacerlos, como el helicóptero, el avión, el paracaídas, el tanque de guerra....
(Bustamante guarda un compás de silencio y se dice a sí mismo): pienso que hay que trabajar en la jaula más amplia que uno pueda conseguirse.

J.A.F.: ¿La libertad de Andrés Bustamante de hace 6 años es distinta a la libertad del Andrés Bustamante de hoy?
A.B.:
Es más importante mi libertad de hoy porque he tomado más conciencia de esa libertad.
Creo que cuando empiezas a chambear (o al menos eso me sucedió a mí), lo que buscas es la oportunidad aunque te pongan reglas. En muchas ocasiones interpreté papeles, más que crear personajes.
Yo he buscado más la libertad y hoy es más importante para el desarrollo de mi chamba.

J.A.F.: ¿En dónde están tus límites de libertad hoy?
A.B.:
Te puedo decir que me muevo con muchísima libertad. Tengo esa gran fortuna. Este proyecto de Ponchivisión sólo se pudo dar teniendo como principios la indepedendencia y la libertad, aunque siempre hay límites, que pueden ser técnicos, económicos o de otro tipo. Por ejemplo, yo soy muy mal hablado, pero siempre he pensado que en mi trabajo como comediante debo hacer un tipo de humor que no esté basado en hacer chistes con groserías. Es un autolímite que yo decidí.
La televisión y la radio tienen ciertas reglas a las que hay que sujetarse. Como yo hablo en una comida no platico con mi mamá, aunque a ella le tengo mucha confianza. Esto no me hace más o menos libre.
En este trabajo un punto de vital importancia es definir el estilo, que es lo que identifica a cada quien y hace la diferencia con los demás.

J.A.F.: ¿Cuál es tu estilo?
A.B.:
Es un humor que busca la sorpresa, para mí es lo fundamental. Todos mis personajes cuentan con el ingrediente sorpresa. Es el que rompe la línea con el pensamiento que tú tienes y es donde se provoca la risa.
Alguna vez le preguntaron a un premio Nobel de Biología qué es la genialidad, y contestó algo así: "la genialidad (creatividad) radica en ver lo que todo mundo ha visto, pero pensar lo que nadie ha pensado". Yo intento hacer eso todo el tiempo. Y te doy un ejemplo: la gente ha visto muchas veces grabadoras como la que ahora graba esta entrevista, lo que yo busco es que esa grabadora se convierta en algo más que una grabadora para que sorprenda al público. Y lo mismo hago con las palabras, las frases, los personajes, las situaciones y con cualquier objeto que presento en el escenario. El objetivo es que el resultado sea sorpresivo y lleve a la risa.

J.A.F.: Ninguno de tus personajes causa lástima. ¿Cuidas que así suceda?
A.B.:
Así es, no quiero que causen lástima. Cuido que provoquen ternura, que el público llegue a querer al personaje.

J.A.F.: ¿Nunca personajes groseros?
A.B.:
No, y no es por mojigato. El trabajo que yo hago requiere de mucha comunicación, lo que significa que el público y mi personaje logren entenderse. Si la intención es llegar a la mayor cantidad de público posible, es indispensable eliminar las palabras altisonantes porque muchos no le entienden al albur. Yo considero que el albur sólo lo captan los miembros de una cofradía, pero los demás, que son la mayoría, no le entienden.
Para llegar a una mayor cantidad de público hay que intentar hablar su mismo lenguaje, sin palabras altisonantes. Entonces el público se muestra accesible a lo que está viendo, se siente a gusto y parte del espectáculo.
Yo intento hacer un humor dirigido a la mente de la gente, y no al estómago del público. Intento que la gente complete con su mente lo que yo estoy presentando en escena, y no espero sólo la respuesta visceral. Sé que una mentada de madre en el escenario causa risa, pero es algo automático, no se da una conciencia del acto humorístico.

J.A.F.: ¿Buscas el humor fino, inteligente?
A.B.:
De pronto puede sonar medio chocante el que yo diga que pretendo hacer humor fino o inteligente, pero eso es justamente lo que busco.

J.A.F.: Tú empezaste haciendo humor para unos cuantos, en el Cuervo, y ahora te presentas para miles y millones. ¿Qué pasa dentro de tí cuando sabes que lo que haces y dices lo están viendo millones?
A.B.:
Cuando trabajaba en El Cuervo, una noche presenté el espectáculo para siete personas. En este instante me pongo chinito cuando te escucho decir que me han visto millones por televisión al mismo tiempo. Pero no me preocupo demasiado.
Creo que lo fundamental es no creértela.

J.A.F.: ¿Hay diferencia para tí entre trabajar para un público de siete personas que para millones? ¿Necesitas hacer algo distinto?
A.B.:
No, realmente no. Y pienso que ahí está la base de mi chamba. Yo creo que es fundamental no creértela. Mi trabajo es el mismo con más o menos público. Al auditorio no le importa si el programa costó mucho o poco, si se tardaron en hacerlo más o menos tiempo, al final le llamará o no la atención, le gustará o no, y punto.
Lo que vale es que quien se presente en el escenario se entregue, que realice su espectáculo con ganas y lo interprete lo mejor que pueda. No importa que me vean diez o millones.
La diferencia entre tener un público de 40 personas o de millones se da en la calle, porque la televisión te hace un personaje conocido.

J.A.F.: ¿Y cómo te afecta la fama (para bien y para mal)?
A.B.:
A mí no me gusta mucho, y lo digo sinceramente. Entiendo que la gente que se acerca al verme lo hace porque le gustó mi trabajo. Pero eso me abruma, y como yo soy una persona introvertida preferiría que no me voltearan ni a ver. Te lo digo así: si yo estoy en un escenario vestido de Ponchito sé perfectamente como responderle a cualquier persona, pero si ando por la calle de Andrés Bustamante y me piden un autógrafo, me siento desprotegido, me apeno, me pongo rojo, no sé qué decir y de inmediato intento huir.

J.A.F.: ¿Te gusta o no la fama?
A.B.:
La fama igual la adquiere un buen jugador de futbol que otro pésimo. El que falló el penal se hace famosísimo, igual que el asesino. Yo prefiero el prestigio a la fama.

J.A.F.: ¿Cuidas el prestigio?
A.B.:
Intento cuidar el prestigio lo más que puedo. Y me afecta muchísimo cuando las cosas de mi trabajo no caminan como yo quisiera, porque siento laceradísimo mi prestigio.

J.A.F.: ¿Cómo cuidas el prestigio?
A.B.:
Siendo congruente con lo que siempre he pensado. Haciendo sólo lo que yo supongo que sé hacer. Tratando de realizar las cosas lo mejor posible y con completa sinceridad. Yo soy responsable cien por ciento de todo lo que yo hago y digo.
Intento ser lo más profesional posible. Soy muy crítico de mi chamba (me afecta ver lo que hago porque observo más los defectos y me preocupo).
Reviso mis programas y si les encuentro algún defecto y así salen al aire, me siento como encuerado en el patio de la escuela.

J.A.F.: Conversamos hace 5 años. Entonces me dijiste en entrevista que sabías que tenías éxito cuando aparecías en radio y televisión para causar sorpresa. Es el caso del programa Los Protagonistas, con José Ramón Fernández, o en el noticiero de Pedro Ferríz de Con. Me decías que tenías muy medido el aparecer cuando todo mundo estaba serio, bromear unos 5 minutos y luego desaparecer.
Pero ahora te lanzas a un proyecto que no es de 5 minutos, sino de 24 horas al día. Todo un canal de televisión. ¿Por qué le apuestas a Ponchivisión?
A.B.: Creo que el proyecto de Ponchivisión es la gran sorpresa. Pienso que Ponchivisión es al espectro televisivo lo que mis presentaciones de 5 minutos son al programa Los Protagonistas (en el que yo me presento cada dos años).
En la programación diaria de Ponchivisión, yo aparezco 25 minutos. Sólo existe el programa de Ponchito, no está el profesor Grecomorfema, ni el Hoolligan, ni otros personajes. No está pensado así. Yo tengo que cuidarme muchísimo. El proyecto de Ponchivisión es a largo plazo. Es un canal de humor, no un canal de Andrés Bustamante. Le pusimos Ponchivisión porque aprovechamos un buen
handicap. Podríamos haber encontrado otro nombre, pero consideramos que era un arma para jalar la audiencia.

J.A.F.: ¿Sólo le pusiste el nombre por mercadotecnia, o el nombre de Ponchito también te da orgullo? (Lo pregunto un poco pensando en que el señor Ford le puso a sus coches Ford, el señor Tornel bautizó a su fábrica de llantas como Tornel...)
A.B.:
Parte de la decisión es por mercadotecnia, es fría. Y otra parte es por el surrealismo mexicano, porque Ponchito siempre presumía tener su canal y finalmente ahí lo tiene.

J.A.F.: Me llama la atención una contradicción: Ponchito es el más humilde de tus personajes, y ahora es la cabeza de tu proyecto más ambicioso.
A.B.:
Yo no tengo una relación como de amor con mis personajes. Muchas horas del días soy ellos. Con mis personjaes he sublimado cosas que habría querido hacer. Yo me quiero a mí mismo pero no me lo estoy diciendo todo el día. Eso me pasa con mis personajes, actúo en consecuencia pero no pensé en hacer Ponchivisión por una expresión de amor por Ponchito.

J.A.F.: Ponchito no es un perdedor.
A.B.:
No es un personaje que gane, siempre la libra porque tiene un ánimo positivo. Es muy mexicano y se mimetiza con cualquier clase social. No es naco ni peladazo. Su línea es aspiracional. Ponchito siempre dice que se mueve por todos los ambientes.

J.A.F.: ¿De dónde nace la idea de tener un canal de televisión?
A.B.:
Siempre todos los que trabajamos en la televisión tenemos la idea de tener un canal propio, y hablo de un pequeño canal. Durante un tiempo pensé que yo no debía salir por las cadenas grandes. Hace algunos años pedí información para saber cuántos canales hay en México. Pensé, inicialmente, en crear contenidos (programas o cápsulas) para venderlos a muy bajo precio a los cableros o canales chiquitos que hay en el país, siempre y cuando muchos los compraran. Mi teoría era que se interesarían porque yo tenía cierta fama y que podría encontrar la fórmula para hacer el proyecto rentable.

J.A.F.: ¿Hace cuánto tiempo pensaste en hacer esto?
A.B.:
Hace unos tres años. Hablé con gente de la Secretaría de Comunicaciones y me dieron un documento con la información de cuántos canales hay funcionando en el país. Platiqué el proyecto con gente que frecuento, como Javier Solórzano, Carmen Aristegui y José Ramón Fernández, para hacer una especie de United Artists, para que nosotros no perteneciéramos a ninguna cadena sino que vendiéramos nuestros proyectos terminados a muchos, grandes o chicos.
Un buen día, mi amigo y compañero de chamba, Santiago Bolaños, me dijo que por qué no hacíamos un canal de humor. Platicamos la idea con algunos cableros pero el proyecto no encontró mucho eco y se durmió. Pasado el tiempo, Santiago Bolaños me comentó que había oportunidad de platicarle el proyecto a Pablo Vázquez, director general de Cablevisión. Nos reunimos y se dieron conversaciones muy rápidas y muy pronto las cosas cuajaron... y aquí estamos.

J.A.F.: ¿Por qué pensaste que con las grandes cadenas ya no?
A.B.:
Por malas experiencias. Los grandes canales son dueños de lo que quieren hacer, ya no tienen muchas ganas de experimentar y andan en busca sólo de tener éxitos comerciales. A mí me encanta hacer experimentos y no siempre son exitosos el primer día.
Sí me hicieron propuestas para estar en Televisa y TV Azteca. Por cierto que algunas de sus propuestas me llegaron a dar risa, por absurdas. En las cadenas grandes me sentiría justamente encadenado.
Yo entré a la televisión cuando surgió Imevisión, en donde sí se quiso hacer televisión diferente. Yo me acostumbré a eso, a trabajar en un lugar en el que no eran tan importantes los ratings, en donde había gente joven que deseaba hacer televisión de otra manera y donde se permitió la experimentación. Cuando hacía el programa del Güiri-Güiri con Alejandro Gamboa y Tere Costa fue una época muy buena, la mejor en la que he estado en televisión. Nadie se metía con nosotros. Íbamos normando el programa para que estuviera bien y para que la gente se riera, porque sabíamos que se trataba de llegar al público (y no para que nosotros nos riéramos entre nosotros). Pero cuando Imevisión se privatizó inmediatamente vi que las cosas cambiaron, que el proyecto sería otro. Lo viví en carne propia. De una relación cálida pasé a otra muy distinta.
Yo un día me enteré por el periódico que mi programa (en TV Azteca) saldría del aire. Nadie me había dicho nada. No guardo rencor por eso, pero sí pensé que era una forma extraña de hacer las cosas. Me di cuenta que yo no pertenecía a esa forma de proceder y a ese mundo. Desde entonces mi relación se deterioró mucho con TV Aztcea. Inmediatamente me di cuenta que no había comunicación. Con el único que conservé comunicación fue con José Ramón Fernández, con quien mantengo una gran relación hasta la fecha.
Mis participaciones en Los Protagonistas las negocié siempre con José Ramón y jamás me preguntó qué sketch planeaba. Siempre se enteró al aire, junto con el público, cuál era mi sketch. Confió siempre en mi trabajo y yo, creo, le respondí bien, al igual que Víctor Trujillo.
Entonces pensé que no quería llevar una relación con una empresa. Por eso armé mi propia compañía, chiquita pero en la que hacemos las cosas como creemos, en la que me siento a gusto conmigo mismo.

J.A.F.: ¿A qué te refieres con sentirte a gusto contigo mismo?
A.B.:
Yo vivo de mi trabajo y lo intento vender lo más caro posible. Pero una cosa es vender mi trabajo y otra muy distinta es vender tu persona. Lo único con lo que uno cuenta es, en términos laborales, con su fuerza de trabajo. Yo soy responsable de lo que yo hago. A mí me cuesta trabajo formar parte de una empresa que te dice lo que debes decir o que te pide ir a apoyar una causa que ni siquiera es la tuya.
Para mí es muy importante ser congruente conmigo mismo.

J.A.F.: ¿Qué papel juegan tus convicciones?
A.B.:
Son fundamentales.

J.A.F.: ¿Cuáles son tus convicciones más importantes?
A.B.:
La honestidad, la lealtad, el profesionalismo, la justicia, la verdad (que aunque subjetiva es muy importante). Cuando hago algo es porque estoy convencido.
Te aclaro que considero que mi trabajo humorístico no tiene tremendos niveles de profundidad, y no me planto en el escenario para cumplir con una lucha social. Probablemente mi tarea es más superficial y frívola, pero sí está encaminada a no hacer humor con ciertas situaciones.

J.A.F.: ¿Te ubicas como hombre de izquierda, derecha o centro?
A.B.:
Cuando era chavo era de una izquierda medio idealista. Creo que ahora con las vueltas que ha dado el mundo hay que tomar lo mejor de cada lado. En la selva no te puedes comportar como un gentleman. Pienso que la izquierda es mucho más humanista que la derecha.

J.A.F.: ¿Cómo negociaste con Pablo Váquez?
A.B.:
Te platico algo que no he comentado con nadie:
en una cena, al inicio de las conversaciones con Cablevisión, Pablo Vázquez (su director) me dijo que le parecía muy bien el proyecto de Ponchivisión y que seríamos tres los involucrados en el nuevo canal, Argos, Cablevisión y yo. Le respondí que ese era otro proyecto distinto a Ponchivisión. Creo que le di dos tragos a una copa de tequila y agregue: "sé que es la oportunidad de mi vida, pero así no le entro.
No es la idea que yo tenía en mente. La combinación suena bien, pero no. Estoy seguro de lo que digo"

Respuestas exclusivas de Andres Bustamente para Canal100.com.mx

J.A.F.: ¿Y qué te respondió Pablo Vázquez cuando le dijiste que preferías no llevar a cabo el proyecto de Ponchivisión si entraban otros socios, específicamente Argos?
A.B.:
Me dijo que la combinación con Argos era buena. Le respondí que la combinación podría llevar a algo, pero que entonces se trataba de otro proyecto. Me preguntó varias veces si estaba seguro de mi respuesta. Le dije que sí, que sabía que los canales de televisión no se daba en un maizal, y que quedábamos tan cuates como siempre. Santiago Bolaños estaba presente.
Finalmente le dije que yo le entraba si el nombre era Ponchivisión y que los involucrados fuéramos Cablevisión y nosotros, nadie más. La cena terminó. Cuando iba en mi coche de regreso a mi casa pensé que, tal vez, me había comportado como un idiota. Pero al mismo tiempo te puedo decir que sentía una tranquilidad enorme. Dos días después me llamó Pablo por teléfono para comer. Me dijo: tienes razón, son dos proyectos distintos. Y ahí arrancamos las reuniones con abogados (asuntos para los que soy malísimo).
Imaginé que iba a ser una negociación muy difícil, pero fue extremadamente fácil. Ellos partieron de una base sencilla: si el proyecto lo traía yo y yo era el que sabía por dónde empezar a construirlo, la lógica era que fuera yo el que encabezara la toma de decisiones. Así se hizo. Depositaron toda la confianza en mí. En el contrato yo soy el responsable del proyecto, del contenido, de los criterios de producción, de las decisiones de compra de material y de la imagen del canal. Por mi parte siempre estoy muy abierto para escuchar consejos y sugerencias, pero el cien por ciento de las decisiones en Ponchivisión las tengo yo. Cablevisión nos pagó por adelantado un año de señal. Aquí no hay préstamos financieros de ningún tipo. Con ese dinero estamos trabajando. Los costos por programa de Ponchivisión son bajísimos.

J.A.F.: ¿Ponchivisión es libre de vender su señal a Sky, DirecTV, Multivisión, PCTV y demás sistemas de televisión de paga del país?
A.B.:
Así es, totalmente libre. Como cualquier otro canal para cable (como Discovery Channel).

J.A.F.: ¿Qué quieres de Ponchivisión?
A.B.:
Yo no me considero viejo, acabo de cumplir 42 años. Tenía planes para filmar una película y estoy lleno de trabajo con los shows que armó para compañías. Aparecía cada dos años en televisión. Por decirlo así, ya tenía mi vida profesional hecha, muy ordenada y pacífica. Ponchivisión viene a cambiar mi vida completamente. Es el proyecto más importante de mi vida.
Pienso que la televisión se está convirtiendo en canales especializados. En otros países hasta el 70% de los telehogares tienen contratado un sistema de paga, y en México anda por el 20 por ciento y sigue avanzando. Creo que hacer el primer canal de humor de México, que eventualmente pueda enviar su señal a América Latina y el sur de Estados Unidos, y en el que podamos explorar y experimentar, es la búsqueda y el proyecto. Eso es lo que quiero.
Cuando yo entré a la televisión, que fue prácticamernte el mismo momento en el que arrancó Víctor Trujillo, se dio (en Imevisión) un caldo de cultivo de experimentación que no se ha vuelto a repetir desde entonces. Quiero abrir las puertas a gente joven, artistas que traigan propuestas para ponerlas en la tele. Yo creo en el autor-actor, porque así empecé. Fabricaba hasta mi propia utilería. Por eso admiro a Leonardo Da Vinci, porque era anatomista, pintor, constructor de armas, inventor, científico, le gustaba la cocina, era artesano... hacia de todo. Por eso nuestro changarro se llama Alquimia, porque el alquimista era gente que se sentaba e inventaba cosas. Yo busco que se acerque a Ponchivisión gente que traiga sus ideas, sus boletos, sus propuestas. Es curioso, pero la gente está más acostumbrada a que le digas qué hacer, que a proponer ideas propias. Nosotros tenemos foro, cámaras, guionistas y toda la paciencia para ver y ver y ver. Esto es lo divertido. El canal debe convertirse en un foro de experimentación, es lo que me emociona muchísimo.

J.A.F.: Eres actor, autor, guionista, editor, iluminador, director, ahora director de un canal, administrador y promotor. ¿También crítico?
A.B.:
Por supuesto. Aquí todas las grabaciones las discutimos. He estado enfermo. Veo nuestra pantalla y no me gusta. Todos los días cambiamos algo para llegar al punto.

J.A.F.: ¿Tiene límite el concepto Ponchivisión?
A.B.:
Hace unos días platicaba con Carmen, mi representante, y recordamos que un día nos propusimos comprar una cámara para los shows. Después hicimos una revista, que no funcionó, luego lanzamos Ponchito.com y ahora estamos con el canal de televisión. Siempre se van uniendo cosas suaves. Hoy estamos como cachorros, apenas abrimos los ojos.
Por lo pronto debemos mantener el ánimo. En el canal encuentro que puedo hacer mis cosas, dirigir las de otros y dar espacio para que muchos desarrollen sus aptitudes y las den a conocer a un público mayor.

J.A.F.: ¿Hablaste con Emilio Azcárraga Jean?
A.B.:
Sí. Hablé también con Bernardo Gómez y Pepe Bastón. Las primeras veces que me senté frente a ellos pensé que debía ponerme una coraza para defender mi proyecto. Pero me sorprendió su apertura. Y te doy un ejemplo: ellos me dijeron (antes que yo) que la independecia del proyecto era el punto clave. En ese momento les tomé la palabra. Cuando hicimos la sociedad y les dije que yo quería dirigir todo el proyecto, me respondieron que era obvio que así sucediera. Para mí todo ha funcionado a todo mecate.

J.A.F.: ¿También eres libre de contratarte con TV Azteca (José Ramón Fernández) o con otra compañía que no sea Televisa?
A.B.:
Por supuesto que sí. De hecho, el primero invitado de Ponchivisión fue José Ramón Fernández.
Debo decirte que cuando regresé de las Olimpiadas de Australia comenté, y hay varios testigos, que era el último evento al que asistía. Yo dije que había terminado mi ciclo, que era el momento de cerrarlo, luego de doce años, cuando todo había salido bien.
Ese día comenté que yo ya no iría al Mundial de Japón-Corea. Esto lo platiqué con José Ramón en su momento. En ese entonces, aclaro, no sabía de la existencia del proyecto Ponchivisión.
Cuando surgió Ponchivisión pensé qué haría si de nueva cuenta José Ramón me invitaba al Mundial de Corea-Japón. Hoy te puedo decir que estoy seguro que con quien debo ir es con Ponchivisión, ni con Televisa ni con TV Azteca. No sé el cómo, pero estoy seguro que debo aprovechar el Mundial en beneficio de Ponchivisión. Ahí debo encontrar una combinación que siempre salga buena para Ponchivisión. Esa es mi postura. Porque sería ilógico que me fuera mes y medio a levantarle el rating a TV Azteca y dejara abandonado mi canal. No me suena.

J.A.F.: Eres un hombre muy bien educado y sabes cultivar tus amistades. ¿Cuál es tu relación con el poder y los poderosos?
A.B.:
Un político que llegó a ser gobernador, me dijo que debía permanecer alejado del alcohol, del dinero, de las mujeres y los políticos. Me insistió en que siempre estableciera distancia con el poder. Me lo repitió así: "yo que vivo en el oscuro túnel de la política, le advierto que tenga cuidado con el poder. Porque son circunstancias y ambientes que envuelven y provocan que mucha gente pierda la cabeza".
Yo no tengo vicios. Y en lo que tiene que ver con las damas he ignorado sus consejos (porque son fundamentales en la vida del planeta Tierra). Pero sí tomé con mucha atención lo demás, y estoy totalmente alejado de la política. Me interesa la política porque tengo incluso una sección de humor con Imagen, conozco a algunos pero mantengo la distancia. Como soy crítico del poder, necesito ser como el 007 que tenía licencia para matar para cualquier lado. Como necesito licencia para hacer chistes de cualquiera, no puedo ser cuate de ningún político (que, por cierto, tienen un colmillo brutal).

J.A.F.: ¿Cómo abrirás Ponchivisión para que participe en los contenidos más gente, más comediantes?
A.B.:
En breve lanzaremos una convocatoria para que quien lo desee pueda ser corresponsal del Ponchinoticiero, y de otras cosas más. No para ver errores y novias que se caen sobre el pastel, sino para que nos manden cosas más ingeniosas, propias.



Otras
Entrevistas con:
EXCELENCIA desarrolla soluciones tecnológicas de alto nivel para televisoras, universidades, postproductoras...
MIP Cancún: Patricio Wills afirma que Televisa seguirá haciendo telenovelas, series y súperseries
TEMA de la Semana: intentan que Gobernación controle medios públicos, sería grave error
PERSONAJE de la Semana: Karla Iberia Sánchez gana en Festival Pantalla de Cristal
CÁMARA Panasonic DVX 200, famosa por su diseño y calidad 4K. Promueve Teletec
IDEAS para producir de El Marqués de Miramar: La migración motivos y distancia
EN CLAVE de H, por GuaPur: solo La Chica Misteriosa reconoce al Productor de Lentes Oscuros en el Festival Pantalla de Cristal
MIP Cancún: es el momentun de los productores independientes de cine, series y televisión
GANADORES Festival Pantalla de Cristal categoría Reportajes: Rusia, la gran desconocida, Tósigo...
GANADORES Festival Pantalla de Cristal categoría Series: Sr. Ávila, Luis Miguel, La balada de Hugo Sánchez...
GANADORES Festival Pantalla de Cristal categoria Videoclips: Tic-Tac, Antes de tí, Todo...
CAMPAÑA de la Semana: Ganadores categoría Anuncios en Pantalla de Cristal, Vitacilina, Comex...
GANADORES Festival Pantalla de Cristal categoría Cortos: A la distancia, Alicia después de las maravillas...
GANADORES Festival Pantalla de Cristal categoría Videos Corporativos: Interceramic, Itecsa, Querétaro...
GANADORES Festival Pantalla de Cristal categoría Documentales: Guerrero, El muricélago y el agave...
GANADORES Festival Pantalla de Cristal categoría Películas: El Club de los Insomnes, El Buquinista...
GANADORES Festival Pantalla de Cristal categoría Mediometrajes: Otras personas, Piedra de Caballo...
DAVinci Resolve Studio y cámaras Ursa Mini Pro en película The Oath de Barinholtz
AEQ promueve Paneles de Usuario para locutor-cronista, serie TP8000
52 por ciento quisiera ver a AMLO como personaje protagonista de serie
UNIDADES móviles Tres News en los tres debates con los presidenciables
JOSEDUARDO Giordano y Sergio R. Goyri, Ganadores en Festival Pantalla de Cristal por película El Club de los Insomnes
ALEJANDRO Varela Tuve la fortuna de ser invitado para diseñar el concepto de arranque de Studios Quarry
ESTRENA Canal Once su nueva serie Malinche, bajo la dirección de Patricia Arriaga
SIN miedo a la verdad de Televisa, líder de audiencia en su capítulo final
SPR lanza aplicación MX Play, primer gran concentrador de contenidos de medios públicos
PREMIO Fénix al Mérito para Luiz Carlos Barreto, productor de Doña Flor y sus dos maridos
PAGA Televisa 5 mil 666 millones de pesos y TV Azteca 3 mil 880 por renovar 20 años más sus concesiones de tele abierta
GANADORES premios Fénix 2018, no ganó Gael: Pájaros de verano, Martinessi, Carmiña, Lorenzo Ferro...
COMPROBADO: alfombras rojas no ayudan a la taquilla del cine mexicano y de Latinoamérica
CANAL Once estrena la segunda temporada de Yo soy yo con Fernanda Tapia
TELEVISA Deportes, líder de audiencia en la Final de la Copa MX
TEMA de la Semana: Disney+ competirá con Netflix, será la nueva OTT estrella del 2019
PERSONAJE de la Semana: Gael García, Nominado en premios Fénix por película Museo, cine de autor del director y el actor
CAMPAÑA de la Semana: diputados no cambiarán Art. 189. Habrá reuniones con cineastas
IDEAS para producir de El Marqués de Miramar: Cómo y quién mueve el tipo de cambio
EN CLAVE de H, por GuaPur: Productor de lentes Oscuros irá de incógnito al Festival Pantalla de Cristal
CTT renta Tubos Quasar de color, son muy versátiles. Para utilizarse de forma individual o tantos como se quiera
AIANET promueve DopChoice, accesorios para controlar la dispersión de luz
CAMERINOS Móviles EZ Comunicación para producciones en el sureste
SOLUCIONES Simplemente para producción y post: rentan cámaras, el robot Mia, Certifican en DaVinci...
EFD promueve la renta de un gran abanico de cámaras de cinematografía digital
PRONOSTICÓ Álvaro Cueva: habrá nueva relación entre el poder, los medios y las redes sociales
77 por ciento pronostica que Trump no logrará reelegirse por conflictivo
PROYECTO Post Technology Alliance de Netflix certifica equipos Blackmagic
CARLOS Hidalgo impone estilo de fotografía
WILLS confirma estrategia: Televisa Studios establece tratos de producción con Netflix, Prime, Sony, TNT y Endemol
GANADORES de DocsMX: Miserable Joy, Y si las calles hablaran, Por accidente...
SUBEN 26.3 por ciento ingresos de las OTT en México. Podría IFT regular a Netflix, Amazon...
PROMUEVE Amtec luminaria APUTURE TRI-8C, panel compacto de 15 pulgadas

Votación Sondeo
¿Por qué cree usted que la tele abierta ha aumentado un 17 por ciento su audiencia en 2018?

  • Porque la tele abierta es gratis y está produciendo programas que jalan mucha audiencia, como Exatlón, La Academia, La Voz y las telenovelas

  • El Mundial de Fut ayudó a la tele abierta en este 2018 para que se viera más

  •  

           
       Iluminación
       -PANELES LiteMat, flexibles y rígidos. ...
       -CTT renta Tubos Quasar de color, son ...
       -AIANET promueve DopChoice, accesorios ...
       Informacion Estrategica/Negocios
       -60 por ciento pronostica que el sexenio ...
       -TAQUILLÓMETRO: Una del Top 10 es ...
       -CINE mexicano debe pelear por 40 ...
       Audio
       -GANADORES Festival Pantalla de Cristal ...
       -AEQ promueve Paneles de Usuario para ...
       -UNIDADES móviles Tres News en los tres ...
       Guionistas/Creativos
       -TEMA de la Semana: intentan que ...
       -IDEAS para producir de El Marqués de ...
       -EN CLAVE de H, por GuaPur: solo La ...
       Grúas y estabilizadores
       -DISTRIBUYE Teknomérica estabilizador ...
       -ESTABILIZADOR VariZoom se convierte en ...
       -DOLLY Mantis a control remoto, ideal ...
       Servidores/MAM/Automatizacion
       -HAIVISION Makito es calidad broadcast ...
       -DIAMANT-Film Restoration V10 para ...
       -SOLUCIONES Simplemente para producción ...
       No-lineales
       -GANADORES Festival Pantalla de Cristal ...
       -GANADORES Festival Pantalla de Cristal ...
       -GANADORES Festival Pantalla de Cristal ...
       Cámaras/Lentes y Accesorios
       -CAMPAÑA de la Semana: Ganadores ...
       -GANADORES Festival Pantalla de Cristal ...
       -DAVinci Resolve Studio y cámaras Ursa ...
       Switchers
       -UNIDADES móviles Tres News en los tres ...
       -TITÁN distribuye Avid Pro Tools y ...
       -SWITCHER MCX 500 de Sony, ideal para ...


    Mpi Dirsa Simplemente-STD

       
     Sección Revista Virtual Telemundo Entrevistas